lunes

La Iglesia organiza la ayuda a los damnificados a través de Cáritas

Bajo la consigna “La ayuda que más ayuda es la que se organiza”, Cáritas Diocesana Catamarca viene realizando la campaña a favor de los hermanos que sufren las consecuencias de las inundaciones en distintos departamentos del interior provincial.
Las donaciones se reciben en todas las parroquias o en la sede diocesana de la institución, ubicada en calle Señor de los Milagros 100, frente a la plaza de Choya, de lunes a viernes, de 8.00 a 13.00 y de 14.30 a 18.30.
Se solicita la colaboración de agua mineral, azúcar, yerba, arroz, fideo, aceite, puré de tomate, sal fina; papel higiénico, lavandina y detergente, entre otros elementos de utilidad.
Ya hicieron llegar su aporte movimientos eclesiales, instituciones deportivas y particulares, a la sede diocesana, en tanto que las parroquias también lo están haciendo.
El traslado de las donaciones se realizará a través de los mismos voluntarios.