Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

sábado

El Obispo rezó el Vía Crucis con los hermanos privados de la libertad

El Viernes Santo, el Obispo Diocesano, Mons. Urbanc, rezó el Vía Crucis con los hermanos privados de la libertad, los trabajadores de las fuerzas de seguridad y el equipo de Pastoral Penitenciaria.
En las primeras horas de la mañana, Mons. Urbanc arribó a la Cárcel de Mujeres, ubicada en calle Capital Federal, a metros de la avenida Virgen del Valle, acompañado por el Pbro. Dardo Olivera, Capellán del Servicio Penitenciario. Allí fue recibido por las autoridades y se realizó el Camino de la Cruz con  la participación de alrededor de 15 reclusas junto con personal policial.
Las mujeres guiaron las meditaciones de cada estación, caminando y cantando alrededor
del patio de la institución. Al finalizar, el Pastor Diocesano les impartió la bendición y saludó a cada uno de los presentes.
Luego, se dirigió a la Cárcel de Varones, sobre ruta nacional Nº 38, en el departamento Capayán, acompañado por el Capellán y el equipo de laicos. La meditación del camino que realizó Jesús con su cruz a cuestas fue acompañado por más de 60 internos y personal del Servicio Penitenciario, encabezado por el Sub Director de la Institución. Juntos recorrieron el patio central de la cárcel, donde fueron colocadas las estaciones del Vía Crucis.
Antes de partir del establecimiento, el Obispo alentó a participar de las propuestas de evangelización del P. Dardo Olivera, los felicitó por la obra de construcción de la Capilla,
que se inició recientemente, y los animó a vivir en clima de oración estos días de Semana Santa.
Seguidamente recorrió el salón de visitas y saludó a las familias presentes y les impartió su bendición a cada uno.
Por su parte, los presentes agradecieron con un fuerte aplauso la visita de Mons. Urbanc, que ya es una tradición para ellos en estos días de la Semana Mayor de los cristianos.

En tanto, el Pbro. Olivera informó que mañana compartirán el rezo del Santo Rosario y  celebrarán la Santa Misa.