martes

Belén tiene nuevo párroco


El lunes 3 de abril se llevó a cabo la ceremonia de asunción del nuevo párroco de la parroquia de Nuestra Señora de Belén, en el departamento Belén, Pbro. Reinaldo Oviedo, durante una Celebración Eucarística presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por más de 15 sacerdotes del clero local.
Estuvieron presentes autoridades civiles y de Gendarmería Nacional que acompañaron a su Capellán, como así también las banderas de ceremonias de las instituciones educativas de la ciudad de Belén y sus abanderados.
Primeramente se dio lectura al decreto correspondiente, y luego de la bendición del agua, el nuevo párroco aspergió a toda la asamblea que colmaba el templo parroquial.

Durante la homilía, el Señor Obispo agradeció al Padre Reinaldo por su predisposición y aceptación del nuevo desafío que tiene por delante. Recalcó la importancia de la figura del párroco como padre y pastor de la comunidad, exhortando a cuidarlo, respetarlo y acompañarlo en todo momento. Tomando como referencia el Evangelio proclamado, también se refirió acerca de la misericordia que debe tener el sacerdote con todos los fieles.
En el transcurso de la celebración, el nuevo párroco renovó sus votos sacerdotales y recibió de parte de las manos del Obispo el Libro de la Palabra de Dios, los óleos sagrados, el copón y la patena, y por último las llaves del Sagrario.
Antes de la bendición final, se dio lectura a los decretos, en los que el Ejecutivo municipal nombró huésped de honor al Sr. Obispo Diocesano y también donde se reconoce al Pbro. Oviedo como máximo representante de la Iglesia Católica en la ciudad de Belén.
A continuación, el flamante párroco dirigió unas palabras a los presentes. Agradeció a todos los fieles que viajaron desde Tinogasta y de la Capital para acompañarlo y a los que lo recibieron con tanto afecto. Pidió a los parroquianos que recen mucho para pueda cumplir con tarea y su misión. Para finalizar, el P. Oviedo encomendó su vida y su ministerio a la Virgen de Belén. 

Después de la misa, se realizó un brindis en instalaciones de la parroquia para dar una afectuosa bienvenida al nuevo pastor de esa porción de la Iglesia de Catamarca.