jueves

El Obispo presidió la misa del Miércoles de Ceniza en la Catedral

En la noche del miércoles 1 de marzo, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, presidió la celebración eucarística del Miércoles de Ceniza, dando inicio de la Cuaresma, en el Altar Mayor de la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle, con la participación de una gran cantidad de fieles.
Mons. Urbanc reflexionó a la luz del Evangelio y explicó el sentido penitencial de este tiempo que comienza a vivir la Iglesia,
preparando el corazón para la gran fiesta de la Pascua. Animó a los presentes a realizar un profundo examen de conciencia y volver el corazón a Dios, destacando que la Cuaresma que inicia es un tiempo de oración, penitencia y ayuno.
Luego realizó el rito de bendición de las cenizas con las que marcó la frente de los presentes diciendo: “Arrepiéntete y cree en el Evangelio”.

La misa continuó de la forma acostumbrada y al finalizar el Obispo saludó a los fieles en el atrio del Santuario.