Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

lunes

Campaña para donar pañales y leche a la Maternidad en la jornada del niño por nacer

En el Año Diocesano de los Niños y Adolescentes, el 25 de marzo, Día del Niño por Nacer, Cáritas Diocesana y la parroquia Jesús Niño quieren realizar un gesto solidario, entregando pañales para recién nacidos y leche materno-infantil a la Maternidad Provincial 25 de Mayo.

Para ello, durante todo el mes se recibirán donaciones en la parroquia Jesús Niño, ubicada en Zurita 1.150, esquina avenida Alem, de 18.00 a 21.00; y el día 25 de marzo, a las 21.00, se celebrará la Santa Misa en el oratorio Jesús de la Divina Misericordia, situado en el barrio 9 de Julio. Luego se partirá en peregrinación con antorchas, acompañando la Imagen del Niño Dios hasta la Maternidad, para entregar lo recolectado durante la campaña.

domingo

La Virgen del Valle llevó la esperanza a un pueblo golpeado por la tragedia

“¡Madre de esta tierra! pasó la tormenta, construye la vida, alienta el amor.”

Una mañana a pleno sol acompañó la llegada de la Sagrada Imagen de Nuestra Madre del Valle a la localidad de El Rodeo, cuyos pobladores la recibieron con los brazos abiertos, en un clima de emoción y mucha esperanza, a un mes de la catástrofe que dejó como saldo la pérdida de vidas humanas y serios daños materiales. El dolor y la desolación vividos aquel día dejaron paso a la alegría por la visita de la Madre protectora, que partió desde la Catedral Basílica, en brazos del P. José Antonio Díaz, Rector del Santuario Mariano,
en un móvil de la EC Sapem, siendo escoltada por personal motorizado de la Policía de la Provincia y
una caravana de vehículos.
Luego de atravesar la cuesta por ruta provincial Nº 4, llegó a la rotonda de acceso, donde fue recibida por
el párroco de la zona, Pbro. Bernardo Canal Feijóo, agrupaciones gauchas, vecinos de El Rodeo y localidades aledañas y de la ciudad capital, como también un grupo de fieles que portaban la Imagen de la Virgen de Urkupiña, de Cochabamba, Bolivia, quienes se sumaron a este acontecimiento.
Desde este punto se inició la procesión con la Sagrada Imagen, colocada en la urna, en cuyo trayecto se desgranaron misterios del Santo Rosario, rogando por el alma de los hermanos fallecidos por el alud, por sus familiares, por quienes perdieron sus bienes, plegarias que fueron intercaladas con cantos. La gente se sumaba a lo largo del recorrido, con
pañuelos en alto, aplausos y muestras de agradecimiento y devoción.
La primera parada se realizó frente a la capilla de los veraneantes, dedicada a la Virgen del Valle, construida hace varios años por iniciativa de los primeros visitantes que llegaron al lugar, particularmente de Santiago del Estero, por lo cual en el ingreso a la misma se encuentra ubicada una Imagen del Señor de Mailín. A partir de allí, la Sagrada Imagen fue llevada en andas hasta el mástil, un lugar simbólico de la localidad, donde se realizó el acto de bienvenida con la presencia del intendente
Félix Casas Doering, abanderado y escoltas de la escuela Nº 34 de El Rodeo, vecinos y veraneantes. Folcloristas brindaron su homenaje musical interpretando canciones a la Madre Morena, que fueron matizadas por escritos de Dn. Tarcisio Agüero, lugareño que pintó con sus palabras el sentir del pueblo: “La tierra temblaba, el río crecía. La luz no tenía los rayos del sol. ¡Madre de esta tierra! pasó la tormenta, construye la vida, alienta el amor. Quedamos muy tristes, estábamos solos. Hacía falta la luz de un farol. Hoy tenemos, Madre, la vida en tus ojos. La voz de tus labios en una
oración”.
El P. José Díaz impartió la bendición a los presentes y manifestó que “la Virgen está acá para traer consuelo, paz y esperanza. Ella nos fortalece y nos ayuda a caminar”.
Seguidamente, se procedió al descubrimiento de la placa en memoria de las personas fallecidas y en agradecimiento por la visita de la Virgen del Valle, que fue confeccionada por el escultor Oscar Cardoso. Un monumento que recordará lo vivido aquella trágica jornada.
 Continuando el recorrido, la Sagrada Imagen llegó
a la Casa Villafáñez, uno de los comercios más tradicionales de la zona, que sufrió el embate del aluvión; desplazándose después hacia el puente donde previo a un minuto de silencio, los presentes arrojaron flores en el río Ambato, en homenaje a las personas fallecidas.
La otra parte del itinerario comprendió la visita al mini hospital y la subcomisaría. Luego, la Imagen fue llevada en procesión hasta la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, donde permanecerá hasta minutos antes de las 17.00, en que será trasladada en
procesión hasta el Mástil donde se oficiará la Santa Misa con la cual se clausurará la jornada.


sábado

A un mes de la tragedia en El Rodeo, el Obispo invita a unirse en la oración

Queridos hermanos:

El domingo 23 de febrero se cumple un mes del trágico alud, que azotó la localidad de El Rodeo, cobrándose la vida de hermanos catamarqueños y de otras provincias que veraneaban en esa villa turística de Ambato. En aquella jornada, la furia de la naturaleza sacudió nuestros corazones por las pérdidas humanas, y dejó evidenciados ante nuestros ojos los innumerables daños materiales que aún hoy buscan ser reparados.
Una realidad parecida les tocó vivir a los pobladores de la localidad de Siján, departamento Pomán, en el Oeste catamarqueño, donde una persona falleció y muchas otras quedaron sin sus hogares y sin un medio de vida debido a la destrucción de sus cultivos.
A un mes de ese día de dolor y desolación, los invito a que nos unamos en la oración, para que juntos abramos la puerta de nuestros corazones a la luz de la esperanza, puesta en Jesús y Nuestra Madre Morena del Valle.
Que en todas las parroquias del amplio territorio diocesano, elevemos súplicas al Padre Celestial, rogando por el alma de quienes partieron de este mundo; por sus familiares, para que encuentren consuelo en los brazos maternales de María; por todos los lugareños afectados; por quienes aún siguen redoblando los esfuerzos para acompañarlos llevándoles la ayuda solidaria; y por quienes trabajan para restablecer el orden en esas comunidades.
La Eucaristía, en la que Jesús se ofrece como alimento, es nuestra fuerza ante las adversidades que nos tocan vivir, mientras peregrinamos por este mundo.  Con esta firme convicción, les hago llegar a todos mi bendición.

Mons. Luis Urbanč

8º Obispo de Catamarca

viernes


Inscripciones para el cursado de carreras en la sede de la Ucasal

Se informa a los interesados, que están abiertas las inscripciones en la Sede Ucasal - Catamarca, para cursar las carreras de:
· Lic. en Trabajo Social (Ciclo de Complementación).
· Lic. en Inglés (Ciclo de Complementación).

Para inscripción e información, dirigirse al Centro Educativo y Cultural Diocesano “Virgen del Valle”, Seminario, ubicado en calle San Martín N° 954, de 19.00 a 21.00.

miércoles

Preparan la llegada de la Imagen de la Virgen del Valle a El Rodeo

Bajo el lema “El Rodeo está de pie con María”, al conmemorarse el primer mes de la catástrofe acontecida en esa localidad ambateña, las fuerzas vivas autoconvocadas junto con el centro vecinal y la municipalidad, organizaron la bienvenida a la Sagrada Imagen de la Virgen del Valle, que los visitará para reconfortarlos, este domingo 23 de febrero.
Los rodeínos, cargados de fe y esperanza, prepararon un intenso programa de actos, que se desarrollará de acuerdo al siguiente cronograma:
- 10.00- Rotonda de ingreso. Recibimiento de la Sagrada Imagen  y procesión hasta el Mástil.
- 10.20- Paso por la capilla Virgen del Valle (iglesia de los veraneantes ubicada en la ruta).
- 11.00- Llegada al Mástil. Bienvenida. Homenaje de Luis Guzmán, Armando Medina y pueblo en general; bendición de una placa conmemorativa.
- 12.00- La imagen será trasladada al mini hospital El Rodeo. Visita al establecimiento.
- 13.00- La Virgen visitará la subcomisaría.
- 14.00- La Imagen será llevada en procesión hasta la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, donde permanecerá hasta las 17.00.
- 17.00- La Imagen será trasladada en procesión hasta el Mástil donde se  oficiará la Santa Misa.
Todo el pueblo de El Rodeo participó en la organización de este acontecimiento. Casa Villafáñez, uno de los comercios más afectados por el alud, aportará las heladeras que quedaron en funcionamiento para refrigerar el agua mineral que los servidores marianos repartirán en toda la jornada. Los vecinos se comprometieron a adornar los frentes por donde pasará la Sagrada Imagen, acompañados de su párroco, el Pbro. Bernardo Canal Feijóo.
Se custodiará la Imagen con una guardia de honor por parte de agrupaciones gauchas de la villa turística. En la oportunidad, se bendecirá un monolito realizado por el escultor Oscar Cardoso con una placa en memoria de las víctimas y a pedido de las fuerzas vivas, a través de un decreto municipal, se denominará a ese lugar “Plaza del lector y la memoria”.

También cada uno de los fieles asistentes arrojará al río Ambato una flor, en memoria de las víctimas, cuando la procesión pase por el “Puente del Mástil”.

Asumirán dos nuevos párrocos

El sábado 1 de marzo a las 20.00 asumirá como nuevo párroco de la parroquia la Sagrada Familia, en Villa Cubas, el Padre Daniel Pavón y el domingo 2 hará lo propio el Padre Víctor Vizcarra en la parroquia Nuestra Señora de Belén. El padre Luis Delgado, quien viene desempeñándose como administrador en la Parroquia de Belén, pasará a cumplir las funciones de vicario parroquial en esa misma sede, para acompañar al padre Vizcarra en su misión.


Catedral: horarios de misa en febrero

Se recuerda que durante febrero, en la Catedral Basílica no se celebra la misa de 9.00,  pero en marzo se restablecerá este horario. Diariamente se ofician las misas de 7.00, 8.00, 10.00, 11.00 y 21.00.


Jornada de oración para docentes en la Catedral

Según lo programado el año pasado, y a pedido de los docentes de los colegios de gestión estatal y privada, el viernes 21 de febrero a las 18.00, en la Catedral Basílica, se llevará a cabo una jornada de oración y reflexión a los pies de Nuestra señora del Valle, pidiendo su protección.
La misma culminará con la Santa Misa presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc.

Están invitados todos los educadores de los niveles Inicial y Primario.

viernes

El domingo 23 de febrero la Imagen de la Virgen del Valle visitará El Rodeo

A un mes del trágico alud registrado en El Rodeo, el domingo 23 de febrero, una réplica de la imagen de la Santísima Virgen del Valle visitará esa localidad ambateña, a pedido de sus pobladores.
La Sagrada Imagen llegará a la villa veraniega a las 10.00 y será recibida por la comunidad en El Mástil. Durante la semana que se inicia se conocerá la programación prevista por los rodeínos, acompañados de su párroco, el Pbro. Bernardo Canal Feijóo.
El desastre natural provocó la muerte de 11 personas y aún permanece desaparecida la joven santiagueña Carolina Sal Castiglione; destruyó viviendas, automóviles, calles y espacios públicos de la villa veraniega, provocando desolación y angustia tanto a sus habitantes como a veraneantes, y a toda Catamarca.

Las tareas de reconstrucción demandarán bastante tiempo, dado el gran daño provocado por el aluvión.

El Papa alienta a no tener miedo al matrimonio y al compromiso para siempre

Diez mil parejas de novios de todo el mundo se dieron cita hoy, festividad de San Valentín, en la Plaza de San Pedro para confrontarse sobre la vocación al matrimonio bajo el lema “La alegría del sí para siempre” y encontrarse con el papa Francisco. En ese marco, el pontífice respondió preguntas de tres parejas y del matrimonio debe ser “una fiesta, pero una fiesta cristiana y no mundana” y recordó que lo que hará pleno y profundamente verdadero el matrimonio será la presencia del Señor que se revela y nos otorga su gracia”. Sostuvo que el verdadero motivo de su alegría es “la bendición de Dios sobre el amor de ustedes”, por lo que pidió transmitir ese mensaje a todos.
Diez mil parejas de novios de todo el mundo se dieron cita hoy, festividad de San Valentín, en la Plaza de San Pedro para confrontarse sobre la vocación al matrimonio bajo el lema “La alegría del sí para siempre” y encontrarse con el papa Francisco.

El acontecimiento, organizado por el Pontificio Consejo para la Familia, parte de la perspectiva de que uno no se casa cuando los problemas ya se han resuelto, sino para resolver los problemas juntos y apuesta por el “para siempre”, porque a pesar de que haga falta valor para conseguirlo, el “para siempre”, es un punto de vista que infunde esperanza en el futuro.

El acto comenzó a las 11 con testimonios de las parejas, intercalados con lecturas y canciones dedicadas al amor en sus diversas manifestaciones y, 12.30 el Santo Padre entró en la Plaza para saludar a los novios y responder preguntas planteadas por tres parejas: El miedo al “para siempre”, vivir juntos, el estilo de la vida matrimonial, y el tipo de celebración del matrimonio.

“Es importante preguntarnos si es posible amarse ‘para siempre’ -afirmó el Papa- Hoy en día muchas personas tienen miedo de tomar decisiones definitivas, para toda la vida, porque parece imposible... y esta mentalidad lleva a muchos que se preparan para el matrimonio a decir: ‘Estamos juntos hasta que nos dure el amor’. Pero, ¿qué entendemos por ‘amor’? ¿Sólo un sentimiento, una condición psicofísica? Ciertamente, si es así, no se puede construir encima nada sólido. Pero si el amor es una relación, entonces es una realidad que crece y también podemos decir, a modo de ejemplo, que se construye como una casa. Y la casa se edifica en compañía, ¡no solos!”

“No quieran construirla sobre la arena de los sentimientos que van y vienen, sino sobre la roca del amor verdadero, el amor que viene de Dios. La familia nace de este proyecto de amor que quiere crecer como se construye una casa: que sea lugar de afecto, de ayuda, de esperanza. Así como el amor de Dios es estable y para siempre, queremos que el amor en que se asienta la familia también lo sea. No debemos dejarnos vencer por la ‘cultura de lo provisional’. Así que el miedo del ‘para siempre’ se cura día tras día, confiando en el Señor Jesús en una vida que se convierte en un viaje espiritual diario, hecho de pasos, de crecimiento común. Porque el ‘para siempre’ no es solo cuestión de duración. Un matrimonio no se realiza sólo si dura, es importante su calidad. Estar juntos y saberse amar para siempre es el desafío de los esposos cristianos. En el Padrenuestro decimos: ‘Danos hoy nuestro pan de cada día’. Los esposos pueden rezar así: “Señor, danos hoy nuestro amor de todos los días, enséñanos a querernos”, agregó.

Respondiendo a la segunda pregunta, Francisco subrayó que “la convivencia es un arte, un camino paciente, hermoso y fascinante que tiene unas reglas que se pueden resumir en tres palabras: ¿Puedo? Gracias, Perdona. ‘¿Puedo?’ Es la petición amable de entrar en la vida de algún otro con respeto y atención. El verdadero amor no se impone con dureza y agresividad. San Francisco decía: ‘La cortesía es la hermana de la caridad, que apaga el odio y mantiene el amor’. Y hoy, en nuestras familias, en nuestro mundo, a menudo violento y arrogante, hace falta mucha cortesía. Gracias. La gratitud es un sentimiento importante. ¿Sabemos dar las gracias?: En su relación ahora y en su futura vida matrimonial, es importante mantener viva la conciencia de que la otra persona es un don de Dios y a los dones de Dios se dice ‘gracias’. No es una palabra amable para usar con los extraños, para ser educados. Hay que saber decirse gracias para caminar juntos’. ‘Perdona’. En la vida cometemos muchos errores, nos equivocamos tantas veces. Todos. De ahí la necesidad de utilizar esta palabra tan sencilla ‘perdona’.

“En general, cada uno de nosotros está dispuesto a acusar al otro para justificarse. Es un instinto que está en el origen de tantos desastres. Aprendamos a reconocer nuestros errores y a pedir disculpas... También así crece una familia cristiana. Todos sabemos que no existe la familia perfecta, ni el marido o la mujer perfectos. Existimos nosotros, los pecadores. Jesús, que nos conoce bien, nos enseña un secreto: que un día no termine nunca sin pedir perdón, sin que la paz vuelva a casa. Si aprendemos a pedir perdón y perdonar a los demás, el matrimonio durará, saldrá adelante”, aseguró.

El Papa recordó que la celebración del matrimonio debe ser “una fiesta, pero una fiesta cristiana y no mundana” y poniendo como ejemplo el primer milagro de Jesús en las bodas de Caná, cuando transformó el agua en vino porque se había acabado dijo: “Lo que sucedió en Caná hace dos mil años, sucede en realidad en cada fiesta nupcial. Lo que hará pleno y profundamente verdadero vuestro matrimonio será la presencia del Señor que se revela y nos otorga su gracia”.

“Al mismo tiempo, es bueno que el matrimonio de ustedes sea sobrio y destaque lo que es realmente importante. Algunos están muy preocupados por los signos externos: el banquete, los trajes. Estas cosas son importantes en una fiesta, pero sólo si indican el verdadero motivo de su alegría: la bendición de Dios sobre el amor de ustedes. Hagan que como el vino de Caná, los signos externos de su ceremonia revelen la presencia del Señor y recuerden ustedes y a todos los presentes el origen y la razón de su alegría”, concluyó.

Fuente: AICA.

miércoles

Fiestas de la Virgen de Lourdes en El Rodeo

El martes 11 de febrero, culminaron las festividades en honor de Nuestra Señora de Lourdes, en la localidad de El Rodeo, departamento de Ambato. Las celebraciones fueron presididas por el Obispo Diocesano de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, acompañado por el párroco de la zona, Pbro. Bernardo Canal Feijóo, y el párroco de Fray Mamerto Esquiú, Pbro. Julio Murúa, además de jóvenes seminaristas.

La ceremonia comenzó a las 20.00 con la Santa Misa en la capilla de Nuestra Señora de la Candelaria.

Debido a la copiosa lluvia registrada en horas de la siesta, el recorrido original de la tradicional procesión fue modificado a uno más reducido, pero sin perder el color a la luz de las antorchas.

lunes

Mons. Urbanc, con voluntarios y damnificados por el alud en Siján

El sábado 8 de febrero, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, acompañado por el Vicario Parroquial, Pbro. Lucas Segura, visitó la localidad de Siján, en el departamento Pomán, llevando aliento a los damnificados y voluntarios, que trabajan desde la primera hora asistiendo a los hermanos afectados por el alud. También dejó donaciones en la capilla de Santa Rosa de Lima, convertida en el centro desde donde se distribuye ayuda material y se brinda acompañamiento a las familias.
La principal tarea de los voluntarios se realiza en forma conjunta con médicos y enfermeros de Saujil, los Bomberos Voluntarios de
Pomán y Sajujil, y en coordinación con organismos oficiales municipales y provinciales. En este sentido, el director de Defensa Civil se acercó a dialogar con el Obispo, comentando que la situación en la zona está controlada, que están coordinando acciones para la asistencia.
Actualmente, el principal problema es el agua potable, cuyo suministro se resintió por las precipitaciones que afectan la zona. De esta forma, se está abasteciendo a los habitantes del pueblo con agua mineral.
En el salón y las carpas ubicadas en el predio de la capilla se concentran los elementos
donados, que luego se clasifican y se entregan a 55 familias, según el registro que se encuentra expuesto en la puerta de un armario. Los bolsones con alimentos están garantizados para los meses siguientes.
Mons. Urbanc agradeció a las personas que realizan a diario esta tarea por “el servicio que están prestando a la gente, no sólo llevando lo material sino también consolando frente al dolor”, y los alentó a continuar trabajando frente a “esta desolación”.

Testimonios de esperanza ante la desolación
Los recuerdos de aquella jornada están vivos en la mente de los habitantes del pueblo. Recordaban que el fenómeno ocurrió alrededor de las 22.30. “Sentíamos la vibración de la corriente en el pueblo. Tuvimos un día muy sofocante y se cortó la luz como a las 20.00. El río se desbordó y arrastró mucho lodo y piedras enormes, del tamaño de una camioneta. Fue algo desesperante”.
Otro vecino comentó: “Uno que conocía lo que era esta zona no puede creer cómo está ahora. Todo quedó tapado. Una gruta de San Cayetano desapareció bajo el barro y las gigantescas piedras, que al chocar una con otra se veían como fuegos artificiales”.

Algunas personas se encuentran refugiadas en casas de parientes o amigos, hasta donde llegó el Obispo con su palabra de esperanza, compartió un momento de oración y les impartió su bendición.
Como un signo alentador, en medio de la desolación se elevan voces de esperanza: “Perdí todas mis propiedades, pero no las manos. Puedo seguir trabajando. Le doy gracias a Dios que mi familia está a salvo. Ahora hay que mirar para adelante. No me voy a ir de acá”, sentenció uno de los productores que sufrió el tremendo impacto
de la correntada.

También en El Rodeo
El jueves 30 de enero, el Obispo también recorrió la localidad de El Rodeo, en el departamento Ambato, donde mantuvo contacto con afectados por el trágico aluvión registrado en la villa veraniega. También estuvo con policías y brigadistas que trabajaban ese día en la zona devastada por el fenómeno natural.



El Obispo puso en funciones al nuevo párroco que atenderá la extensa jurisdicción de Fiambalá

El domingo 9 de febrero, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, puso en funciones al Pbro. Carlos Robledo como nuevo párroco de la Parroquia y Santuario de Nuestra Señora de Fátima, con sede en la localidad de Fiambalá, departamento Tinogasta, quien estará acompañado por el Pbro. Eduardo Navarro, designado Vicario Parroquial. Esta disposición forma parte de los cambios efectuados por el Pastor Diocesano en orden a una mejor atención espiritual de los fieles en los distintos puntos del territorio diocesano, en este caso en el Decanato Oeste. También, en esta oportunidad, se despidió al Pbro. Raúl
Contreras, quien prestó su servicio pastoral en la zona durante seis años.
La asunción del nuevo párroco se llevó a cabo durante la Santa Misa presidida por el Obispo Diocesano y concelebrada por sacerdotes del clero diocesano, en el templo parroquial, ubicado frente a la plaza principal de la localidad. Allí se dieron cita los fieles de las comunidades que componen esa extensa jurisdicción del Oeste catamarqueño, además de otros provenientes de Tinogasta, Capayán y Valle Viejo. Participaron el Señor Intendente de Fiambalá, Dn. Amado David Quintar, acompañado por miembros de su
gabinete, autoridades policiales, familiares y amigos de los sacerdotes que tendrán desde ahora la tarea de pastorear a esta porción de la Iglesia Diocesana.
En el inicio de la ceremonia, la Sra. Foda Assad despidió al P. Contreras, indicando que “no es fácil despedir a quien estuvo con nosotros por varios años. Queremos agradecerle su empeño total, ya que a pesar de su salud ha recorrido esta amplia parroquia, dedicando mucho tiempo a su tarea de pastor, que no es fácil en estos momentos difíciles para todos. Que el Pastor de pastores lo acompañe en su misión”.
Tras la lectura de los decretos de
designación del Párroco y el Vicario Parroquial, la Sra. Rosa de Quintar les dio la bienvenida, expresando: “Nos sentimos acompañados por la misericordia de Dios al recibir a dos nuevos sacerdotes en nuestra parroquia. Es una inmensa gracia y bendición divina, y se lo agradecemos de corazón. En consecuencia, debemos responder a este amor en forma consciente, permanente, solidaria, valorando y cuidando de los sacerdotes. Sin ellos no gozaríamos de las maravillas que Dios nos hace partícipes. Tengamos presente que ellos interceden ante Jesús, y expresemos nuestra gratitud porque
están al servicio de la santidad de todos nosotros”. Al dirigirse al P. Raúl reconoció “cuán grande fue su trabajo. Nuestra gratitud por tan profundas huellas que marcaron nuestra vida espiritual en el amor a Cristo y de Cristo por cada uno de nosotros”.
El Intendente Municipal de Fiambalá hizo entrega de las llaves de la ciudad al nuevo párroco; tras lo cual, el Obispo bendijo el agua que el P. Robledo esparció entre los asistentes a la celebración.
En su homilía, Mons. Urbanc destacó que “es un regalo contar con dos sacerdotes en Fiambalá y tres en el departamento Tinogasta”. Asimismo, comentó que con estas designaciones son 10 los sacerdotes, en su mayoría jóvenes, que hay actualmente en el
Decanato Oeste; y renovó el pedido de oraciones por el aumento de las vocaciones sacerdotales.
Agradeció al P. Contreras porque “en estos seis años de servicio ha puesto lo mejor de sí, entregando su ministerio sacerdotal en esta comunidad, donde se hicieron muchas obras, tanto espirituales como materiales. Se suma ahora a caminar con ustedes el P. Carlos, quien toma la posta que le deja el P. Raúl, para seguir consolidando el Reino de Dios, en el marco de la Misión Diocesano Permanente”.
En esta primera experiencia como párroco, y tomando como punto de reflexión los textos bíblicos leídos, el Obispo pidió al P. Robledo que sacie el hambre de la Palabra de Dios y de la Eucaristía en esta comunidad de Nuestra Señora de Fátima. “El sacerdote no es un promotor social, como se lo ve muchas veces”, enfatizó, remarcando que “debe ser sal, que dé sabor, y luz para poder ver la belleza de vivir en Dios. Por eso les pido que recen por nuestros sacerdotes”.

Un momento seguido con mucho respeto y atención por los fieles congregados en torno al altar fue la profesión de fe, el juramento de fidelidad y la renovación de las promesas sacerdotales, que fue sellado con un abrazo fraterno entre Mons. Urbanc y el P. Robledo. La ceremonia continuó con la entrega de los óleos, y el pan y el vino acercados durante el ofertorio; y las llaves del Sagrario, después de la comunión.
Como corolario de esta celebración, el flamante párroco dio gracias a Dios, “quien sigue haciendo su obra en mí. Hoy estoy ante un nuevo desafío que me ha dado, y por eso me encomiendo a sus oraciones. Quiero que
todos se sientan parte de esta Iglesia, y que vivamos este tiempo muy hermoso con el Papa Francisco, quien nos pide que salgamos a buscar a los que están alejados, en la periferia”. Además, afirmó que su paso por la Pastoral Misionera “me ha nutrido de ese carisma, que será un desafío en esta parroquia. Espero unirme a los proyectos de ustedes, quiero ser luz entre ustedes”.

Luego de la bendición final, los presentes compartieron un almuerzo fraterno en el salón de la escuela N° 224, en el que no faltaron el brindis y la torta.

domingo

Las comunidades del departamento Pomán dieron una cálida bienvenida al nuevo párroco

Durante una ceremonia concretada el sábado 8 de febrero, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, puso en funciones al nuevo párroco de la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria, con sede en Saujil, departamento Pomán. Se trata del Pbro. Hugo Rodríguez, quien fue trasladado desde la parroquia Nuestra Señora del Rosario, en la localidad de Hualfín, Norte Grande de Belén.
Para participar de este importante acontecimiento eclesial, arribaron fieles de las distintas comunidades que integran el territorio parroquial, miembros de agrupaciones gauchas e instituciones, quienes lo recibieron en el atrio, junto con las principales autoridades del pueblo,
encabezadas por el intendente Lucas Carrazana.
Tras los saludos preliminares, los presentes ingresaron al templo donde se celebró la Santa Misa presidida por Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por sacerdotes del Decanato Oeste.
En la oportunidad, se dio lectura al decreto del Ejecutivo Municipal de Saujil declarando Visita de Honor al Señor Obispo; tras lo cual se escucharon las palabras de despedida al Párroco y al Vicario Parroquial salientes, Pbro. Guillermo Chanquía y Pbro. Lucas Segura, respectivamente, a cargo de la Sra. Angélica Losso, quien emocionada expresó:
“Llegó el tiempo de alejarse, porque todo el que consagra su vida a Dios le debe obediencia, pero como una pequeña barca en el mar deja su estela, así perdurará el sacrificio, esos días de dolor, de frío, con un mate en la mano para compartir. Gracias, queridos  padres, que Nuestra Madre del Valle los proteja siempre, que el Espíritu Santo les dé su fortaleza, templanza  y todo lo que sólo El brinda, que las cargas se arreglarán en el camino”.
El párroco de Andalgalá, Pbro. Renato Rasgido, dio a conocer el decreto de designación del nuevo párroco, y luego se leyó el instrumento legal mediante el cual el
municipio de Saujil dio la bienvenida oficial, deseándole una labor espiritual plena en todo el departamento Pomán.
La Sra. Fabiana de Nieva se dirigió al Padre Hugo Rodríguez expresando que “todo tiempo nuevo es una esperanza de nuevas energías, de nuevo crecimiento, de nuevas expectativas. Estamos dispuestos a vivir la misión de nuestra parroquia en comunión con la misión de toda la Iglesia. Caminemos juntos en el seguimiento de Jesús y en la vivencia de la fe. Dios sigue entre nosotros. En cada sacerdote se enciende la esperanza de quien nos dijo: ‘Yo estoy con ustedes’”.

Luego de bendecir el agua, que el flamante párroco esparció entre los fieles, y la proclamación del Evangelio, el Obispo reflexionó: “En esta misa se presentan sentimientos encontrados, porque despiden al P. Guillermo y a su vez reciben al P. Hugo, quien se suma a esta comunidad en nombre de Cristo. El P. Lucas debutó en su ministerio sacerdotal entre ustedes y ahora servirá en la Catedral”.
En otro tramo de su homilía, Mons. Urbanc alentó a la comunidad de Siján afectada por el alud, deseando que “esto nos ayude a ser más cercanos”. Destacó a la gente solidaria que aparece cuando se sufre, y rogó a Dios que “nos cuide de las catástrofes naturales”, como de “las catástrofes morales que nos están destruyendo, porque no atendemos a Dios, como la droga, que arruina el presente y futuro de nuestros chicos”.

Tomando como referencia los textos de la Palabra de Dios escuchada, dijo que “el sacerdote tiene que compartir el pan con el hambriento, tanto el material como el pan de la Palabra de Dios y la Eucaristía. Debe albergar a tantos que están a la intemperie de la ignorancia, la apatía, la indiferencia, sin techo. Frente a esto, lo que nos cobija es el amor de Dios, ése es el techo para no estar a la intemperie… El amor une, procura el encuentro, hace feliz al otro”.
La ceremonia continuó con la profesión de fe, el juramento de fidelidad y la renovación de las promesas sacerdotales; además de la entrega de los óleos, el pan y el vino, y las llaves del Sagrario, que el Obispo depositó en las manos del nuevo párroco.

En su despedida, el P. Guillermo Chanquía agradeció la presencia de la mayoría de los pueblos de la jurisdicción parroquial, y a la gente de Siján, quienes ante la adversidad provocada por la naturaleza supieron “mostrar el rostro materno de la Iglesia en los laicos. Muchos jóvenes se sumaron a los integrantes de las instituciones, en forma espontánea, para trabajar por los hermanos necesitados. Los felicito y les agradezco, que sean bendecidos por esta generosidad. Simplemente, gracias. Gracias por los gestos, las palabras y los reproches, que nos ayudan a crecer”, enfatizó.
Por su parte, el P. Lucas Segura comentó ante la asamblea que “ha sido una experiencia muy linda compartir con ustedes mi
sacerdocio. Me voy muy contento, me encontré con personas muy buenas, de profunda fe, comunidades vivas, personas que dejan huellas. Los llevo en mi corazón. Muchísimas gracias”.
Ante los fieles de la nueva comunidad a él confiada, el P. Hugo Rodríguez agradeció a Dios “por haberme dado la posibilidad de estar en esta parroquia, y al Obispo por seguir confiando en mí”, como también a familiares y amigos que lo acompañaron en este momento especial de su vida sacerdotal. Manifestó su afecto hacia la
comunidad de Hualfín, con la que compartió seis años; y le pidió al Señor “que me ayude a pastorear a esta nueva comunidad. Recen por mí, y que nos acompañemos mutuamente”.

Culminada la celebración eucarística, se sirvió una cena a la canasta en el predio contiguo al templo parroquial. Este fue el momento propicio para que un representante de cada pueblo se presente y brinde una breve referencia de su lugar de origen, y se entregaran obsequios a los presbíteros, en un clima fraterno, matizado con canciones interpretadas por el coro. 

sábado

Los pueblos del Norte Grande de Belén dieron la bienvenida a su nuevo párroco

Con mucha alegría y emoción se vivió la llegada del nuevo párroco y la despedida del anterior en la parroquia Nuestra Señora del Rosario, con sede en Hualfín, departamento Belén.
El viernes 8 de febrero, los fieles de las 26 comunidades, que componen esta jurisdicción parroquial del Norte Grande de Belén, se dieron cita en el ingreso a la localidad para recibir al Pbro. Guillermo Chanquía, designado nuevo párroco de la zona, quien llegó al lugar acompañado por el párroco saliente, Pbro. Hugo Rodríguez, y el Pbro. Luis Delgado, anterior Vicario
Parroquial. Los contingentes llegados desde distintos puntos del amplio territorio parroquial presentaron sus saludos a los sacerdotes justo enfrente de la emblemática iglesia de Nuestra Señora del Rosario, cuya edificación data del año 1770, siendo declarada Monumento Histórico Nacional en 1967. Completa el predio el antiguo cementerio de los siglos XVII y XIX, ubicado al lado templo.
Desde este punto, partió la caravana vehicular que atravesó el río Hualfín, recorriendo las calles del pueblo, bellamente adornadas con gallardetes y pasacalles de bienvenida al P. Guillermo, quien a su paso recibió el caluroso aplauso de la gente.
A su arribo a la sede parroquial, se desarrolló el acto protocolar, que contó con la presencia
del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, sacerdotes del Decanato Oeste,  autoridades municipales, encabezadas por el intendente Marcelo Villagrán, educativas, y una gran cantidad de vecinos provenientes de comunidades muy distantes. El mismo dio inicio con el ingreso de la bandera de ceremonias de la escuela N° 268 de Hualfín, tras lo cual se entonaron las estrofas del Himno Nacional. Posteriormente, el jefe comunal le hizo entrega de las llaves del pueblo al Señor Obispo; en tanto que luego se concretó el arriamiento de las banderas argentina y papal a cargo del Obispo, los sacerdotes, el intendente y habitantes del pueblo, cerrando este acto la despedida de la bandera de ceremonias.

Inmediatamente, los presentes se dispusieron a participar de la Santa Misa concelebrada en el interior del templo, desbordado por la gran cantidad de personas congregadas en torno al altar.
En la apertura de la ceremonia religiosa, la Sra. Rita del Valle Pachado pronunció las palabras de despedida al P. Hugo Rodríguez, quien prestó su servicio pastoral durante 6 años en esta parroquia, como también al P. Luis Delgado, anterior Vicario Parroquial. “Ellos se han ganado la estima y la amistad de la gente de toda la jurisdicción parroquial. Como el resto de los hombres, con sus
imperfecciones y características personales, llegaron a calar en nuestras vidas. Entregados al servicio de Dios y de la gente que los necesita, han dejado huellas silenciosas y de generosidad. Aunque la distancia sea físicamente lejana, la cercanía espiritual será especial”, apuntó.
Después de la lectura del decreto correspondiente, a cargo del Pbro. Facundo Brizuela, Vicario Parroquial de Andalgalá, la Sra. Sara de Páez le dio la bienvenida al nuevo párroco deseándole “una feliz estadía, llena de paz en el corazón”, y esperando “que juntos podamos vivir la Palabra de Dios con intensidad”. Asimismo, pidió a la “Madre del Rosario, mediadora de todas las gracias, intercede por nosotros, inúndanos de tu amor y protégenos de todo mal, bendice a nuestro sacerdote, guárdalo en tu inmaculado corazón”.

Seguidamente, el P. Chanquía esparció entre los fieles el agua bendecida por el Obispo, quien luego le entregó el Evangelio.
Durante su homilía, Mons. Urbanc agradeció la “presencia de la gente de distintos rincones de la parroquia, que llegaron para despedir al P. Hugo y dar la bienvenida al P. Guillermo. “Los sacerdotes somos peregrinos, vamos caminando y nos sumamos a caminar donde el Señor nos pide”, expresó el Obispo, agradeciendo a Dios que “en esta sede parroquial, la más distante de la sede diocesana, siempre han tenido la atención de un sacerdote”. Tomando la Palabra de Dios propuesta para la jornada,
destacó que “David y Juan Bautista son dos lindas figuras para el inicio de la misión del P. Guillermo”, quien deberá tener la fuerza del primero para voltear al Goliat, que son aquellos que no se dejan amar por Dios y luchan contra El; y la misión profética de anunciar y denunciar del segundo. Por último, exhortó a todas las familias a rezar el Rosario, como lo pide la Virgen María.
La ceremonia continuó con la profesión de fe, el juramento de fidelidad y la renovación de las promesas sacerdotales por parte del nuevo párroco; y la entrega de los óleos consagrados y el pan y el vino.
Antes de la bendición final, el P. Hugo Rodríguez se despidió de la comunidad con la que compartió la fe durante seis años, agradeciendo a Dios por este tiempo vivido, y a todos los feligreses que llegaron hasta Hualfín, como también a quienes trabajaron con esfuerzo para conformar una comunidad. “Recen por mí, por el P. Luis y por el P. Guillermo que queda acá”, pidió.

Por su parte, el P. Luis Delgado, quien estuvo sirviendo en Hualfín como Vicario Parroquial, y actualmente se desempeña como administrador parroquial en la ciudad de Belén, manifestó muy emocionado que se siente amado por Dios que se fijó en él, y consideró la parroquia de Hualfín como su primera casa. “Estoy muy contento por la experiencia que tuve aquí. Gracias al P. Hugo por su compañía en este camino de vivir mi ministerio”.
Finalmente, al dirigirse a su nueva comunidad, el P. Guillermo Chanquía resaltó algunas coincidencias en el servicio pastoral con el P. Hugo: “El era párroco de San Jorge y yo lo sucedí, ahora yo lo sucedo a él en esta parroquia. Dios está en nuestra historia”, enfatizó, tras pedir que “nos ayuden en nuestro servicio, marcado por nuestra humanidad y por la gracia, que viene de Dios”.

Finalizada la celebración eucarística, todos los presentes se reunieron alrededor de una gran mesa, para compartir un brindis matizado con la entrega de presentes y números artísticos preparados para esta ocasión especial.

De esta manera, el P. Guillermo Chanquía se suma a la lista de sacerdotes que formaron parte de la historia de esta parroquia, creada el 5 de agosto de 1970 por el obispo de entonces, Mons. Pedro Alfonso Torres Farías.   

viernes

La comunidad de San Pío X recibió a su nuevo párroco

El jueves 6 de febrero, los fieles de la parroquia San Pío X, integrada por las comunidades de San Ramón, Virgen de Luján, Beato Juan Pablo II, Santa Madre Maravillas y la sede parroquial, ubicada en el barrio Libertador II, colmaron el templo parroquial para participar de la toma de posesión del nuevo párroco, Pbro. Sergio Chumbita, quien tendrá la misión de pastorear a los bautizados de ese amplio sector del sur de la ciudad capital por espacio de seis años, según se desprende del decreto respectivo.

La toma de posesión se llevó a cabo durante la Santa Misa presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por sacerdotes del clero local.
Inicialmente, la Sra. Magui Guerra le dio la bienvenida al nuevo párroco en nombre de toda la comunidad, que se ofreció “para acompañarlo y trabajar juntos llevando la Palabra de Dios a nuestras vidas”, anhelando que sea bendecido en el cumplimiento de su misión y “pueda ser guía, padre y amigo para nuestra comunidad”.
Por su parte, la Sra. Olga Chazarreta
despidió al párroco saliente, Pbro. Rogelio Suárez, a quien agradeció “los tres años de pastoreo, por habernos enseñado a profundizar en la fe a través de los cursos bíblicos, por las misiones barriales, por integrar todas las capillas a la parroquia donde aprendimos a confraternizar con nuestros hermanos; por formarnos en el celo por la casa de Dios”. También destinó palabras al Padre Luis Páez, quien se desempeñó como Vicario Parroquial, destacando “su sencillez, disponibilidad y entrega puesto de manifiesto en toda su tarea pastoral, colaborando con el Padre Rogelio. Lo aprendimos a conocer y a valorar en el inestimable servicio silencioso brindado en la comunidad”.


“Tratamos de construir la comunidad de comunidades”
A su tiempo, el P. Suárez se despidió de los parroquianos, a quienes acompañó durante tres años, destacando el trabajo conjunto entre laicos y sacerdotes. “Lo hicimos en cada comunidad: hubo encuentros y desencuentros, acuerdos y desacuerdos, tantos momentos vividos en los que rezamos, compartimos, estudiamos y sufrimos juntos, así tratamos de construir la comunidad de comunidades sobre la base de lo que había como parroquia. Intentamos que el
‘capillismo’ no sea lo fuerte, sino lo eclesial. De esto quiero agradecer a ustedes, queridos laicos, sin ustedes es imposible la misión evangelizadora de nuestra querida Iglesia”.
Tras la lectura del decreto de designación, a cargo del Sr. Guillermo Rey, el Obispo bendijo el agua que fue esparcida por el P. Chumbita entre los presentes.
En su homilía, Mons. Urbanc agradeció al P. Suárez el servicio prestado durante estos tres años en la tarea de formar la comunidad de comunidades, para tener un espíritu eclesial. Mencionó la importancia de la renovación de los templos, la participación en la liturgia y la formación metódica. “Al Padre Sergio le tocará continuar trabajando. El sacerdote con la comunidad tienen que discernir por dónde quiere llevarnos el Espíritu”, afirmó, agregando que “el sacerdote, cuando llega a una parroquia, se deja crucificar por la comunidad, sufre con ellos, se alegra con ellos… La misión del sacerdote sin ustedes no tiene sentido”, enfatizó.

Asimismo, pidió que “apuesten por la comunión, la solidaridad, el respeto, porque Jesús está con nosotros”.
Continuando con la ceremonia, se concretó el juramento de fidelidad y la renovación de las promesas sacerdotales por parte del P. Chumbita.
En el momento de las ofrendas, se acercaron los óleos, que el Obispo entregó al nuevo párroco, como también las imágenes de los Santos Patronos de cada una de las comunidades que conforman la jurisdicción parroquial.
Luego de la comunión, el flamante párroco recibió la llave del Sagrario donde se guardan el Santísimo Sacramento, que desde ahora deberá custodiar.
Antes de finalizar la celebración eucarística, el P. Chumbita agradeció la presencia de la gente que llegó desde Paclín para acompañarlo en este momento especial.
A los fieles de la nueva comunidad confiada a su cuidado espiritual les pidió paciencia y disponibilidad en el comienzo de la tarea pastoral a él encomendada, manifestando que será “una parroquia abierta para todos, porque todos somos hijos de Dios. Que el Señor nos ayude y nos acompañe. Vengo a sumarme a lo que ustedes vienen haciendo”, manifestó.
Finalmente, obsequió una estola a los sacerdotes presentes en la ceremonia.

Culminada la celebración eucaristía, se compartió un brindis de camaradería en el que los párrocos entrante y saliente recibieron presentes, hubo brindis y la degustación de una deliciosa torta que el Padre Sergio partió acompañado por Mons. Luis, en clima fraterno y de alegría.

Otras asunciones

El Pbro. Guillermo Chanquía, asumirá como párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario (Hualfín), el 7 de febrero, a las 20.30; el Pbro. Hugo Rodríguez, tomará posesión de la Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria (Saujil), el 8 de febrero, a las 20.30; y el Pbro. Carlos Robledo, se hará cargo de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima (Fiambalá), el 9 de febrero, a las 11.00.