Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

domingo

Programa de las fiestas marianas del lunes 1 de diciembre

LUNES 1 DE DICIEMBRE

Llamada universal a la Salvación.
“…Vayan ustedes también a mi viña”.

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Por la Arquidiócesis de Salta
07:00  Laudes.
07:30  MISA. Ambito Estatal Nacional y Provincial de la Finanzas (A.F.I.P., Rentas, Catastro, Capresca y demás organismos).
08:30  MISA. Ambito Privado de las Finanzas: Entidades Bancarias, Financieras y afines, Colegio de Contadores y demás círculos, asociaciones y profesionales del sector.
10:00  MISA. Ambito Legislativo. Cámara de Senadores, Cámara de Diputados, Concejos Deliberantes y Círculo de Legisladores de Mandato Cumplido.
11:00  MISA. Ambito Estatal, Provincial, Municipal y Privado de Producción y Desarrollo. Sectores del Campo, Minería e Industria, Federaciones y demás profesiones afines.
12:00  Angelus. Letanías.
18:30 Santo Rosario.
19:00  MISA. Centro de Jubilados y Pensionados Nacionales y Provinciales.
20:00  REZO DE LA NOVENA. Parroquia Santa Rosa de Lima.
21:00  MISA. Ambito Provincial y Privado de la Salud: Hospitales, Sanatorios, Institutos, Círculo Médico, Colegios Auxiliares de la Medicina (Colegio Médico, Farmacéutico, Odontológico, Kinesiólogos, Anestesistas, Psicólogos, Bioquímicos, etc.), SAME, PAMI, OSEP, Pastoral de la Salud, Pastoral de las Adicciones, Servicio Sacerdotal de Urgencia.

Con un encuentro fraterno y la Eucaristía, religiosas tributaron honores a la Virgen

El domingo 30 de noviembre, en horas de la mañana, integrantes de las comunidades religiosas que sirven en la Diócesis de Catamarca rindieron su homenaje a la Madre del Valle, en el inicio del año dedicado a la Vida Consagrada, convocado por el Papa Francisco.
La jornada comenzó con un encuentro fraterno que las religiosas mantuvieron con el Señor Obispo en el Salón Vicario Segura, ubicado en el sector anexo al Hospedaje del Peregrino, “en el que pudimos profundizar un poquito en la rica vida de los consagrados dentro de la Iglesia y su inapreciable servicio en la implantación del Reino de Dios en el mundo”, comentó el pastor diocesano.
Posteriormente se llevó a cabo la Santa Misa, en el altar mayor de la Catedral Basílica,
presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el Pbro. Jorge Puigdengolas, Capellán del Colegio Fasta, y el Pbro. Lucas Segura, Capellán del Santuario Mariano.
En su homilía, Mons. Urbanc  rogó para que “quiera el Señor, durante este novenario, las suplicas de su amada Esposa la Iglesia para suscitar estas preciosas perlas que son las vocaciones a la vida consagrada”, deseando “que el Señor siembre en el corazón de muchos chicos y chicas el firme deseo de manifestar con su entrega total en castidad, pobreza y obediencia las realidades escatológicas, vividas con alegre y responsable libertad, como testimonio de la realidad definitiva hacia la que todos caminamos; la que Jesucristo nos consiguió con la entrega de su vida en la Cruz y con su gloriosa Resurrección”.


MARTES 2 DE DICIEMBRE

La alegría del Evangelio
“…Lleno de la alegría del Espíritu Santo”

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Diócesis de Concepción y La Rioja.
07:00 Laudes.
07:30  MISA. Poder Judicial de la Provincia, Policía Judicial, Justicia Federal y Ex Magistrados. Colegio de Abogados, Escribanos, Tribunal de Cuentas, Procuradores y demás profesiones afines.
08:30  MISA. Ambito Estatal, Municipal y Privado de Servicios Públicos. (EC Sapem, Aguas de Catamarca Sapem, Ecogas) y demás entidades afines.
10:00  MISA. Ambito Estatal de Obras Públicas. Vialidad Provincial y Nacional. CAPE.
11:00  MISA. Ambito Privado de las Obras Públicas (Empresas y Comercios del rubro, Círculo de Ingenieros, Agrimensores, Arquitectos y demás profesiones afines)
12:00  Angelus. Letanías.
18:30 Santo Rosario.
19:00  MISA. Ambito del Transporte y Comunicaciones. Correo Argentino Empresas Privadas de Correos, Taxis y Remises.
20:00  REZO DE LA NOVENA. Parroquia San Nicolás de Bari.
21:00  MISA. Homenaje de la Señora Gobernadora y su Gabinete. Ambito del Deporte Estatal (provincial, municipal), Clubes, Círculos, Federaciones, Asociaciones Automovilísticas, Club Autos de Epoca, Cámara de Comercio, Sindicato de Comercio, Centro de Empleados de Comercio.

TEXTO COMPLETO DE LA HOMILÍA

Queridos Consagrados, peregrinos y demás fieles presentes:
           
En este segundo día de la novena, bajo el lema de nuestro blasón mariano, ‘Spes Nostra’, nos hemos congregado para dar inicio, por pedido del Santo Padre Francisco, al año dedicado a la Vida Consagrada, que culminará el 2 de Febrero de 2016, fiesta de la Presentación del Niño Jesús en el Templo y ‘Jornada Mundial de Oración por la Vida Consagrada’ en la Iglesia Católica.
Acabamos de tener un encuentro fraterno en el que pudimos profundizar un poquito en la rica vida de los consagrados dentro de la Iglesia y su inapreciable servicio en la implantación del Reino de Dios en el mundo. Quiera el Señor escuchar, durante este novenario, las suplicas de su amada Esposa la Iglesia para suscitar estas preciosas perlas que son las vocaciones a la vida consagrada. Y que el Señor siembre en el corazón de muchos chicos y chicas el firme deseo de manifestar con su entrega total en castidad, pobreza y obediencia las realidades escatológicas, vividas con alegre y responsable libertad, como testimonio de la realidad definitiva
hacia la que todos caminamos; la que Jesucristo nos consiguió con la entrega de su vida en la Cruz y con su gloriosa Resurrección.
En este sagrado tiempo de Adviento, comenzado litúrgicamente ayer, el Señor Jesús nos habla de su segunda venida, exhortándonos a la vigilancia, llamándonos a la conversión e inculcándonos la necesidad de fomentar la vida en gracia por medio de una vida virtuosa, animada por la caridad.
Los textos bíblicos proclamados nos iluminan con creces acerca de los misterios que estamos celebrando. De entre esos misterios hay uno que estrujaba el espíritu del profeta Isaías y que ha de atraer toda nuestra atención. Es la pregunta que ha martillado, martilla y martillará a todas las generaciones humanas: ¿por qué Dios permite el pecado del hombre? Analizando con piedad el texto del profeta, procuraremos extraer algo de su inagotable riqueza.
“Tú, Señor, eres nuestro padre y nuestro redentor”, dice el profeta con toda verdad, porque, a través de Moisés, dijo Dios al faraón egipcio: “Israel es mi hijo, mi primogénito” (Ex 4,22), y repetía por boca de Oseas: “cuando Israel era niño, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo” (11,1), y también a través del profeta Jeremías: “sí, te tendré como a un hijo y te daré una tierra espléndida”, para continuar diciéndole: “Padre me llamarás” (3,19).
Esta conciencia de la filiación adoptiva da fundamento a la esperanza de la restauración futura cuando llegaron tiempos de adversidad para Israel, como bellamente lo expresa la oración de Isaías: “Recordaré los favores del Señor, alabaré sus proezas, por todo el bien que él nos hizo en su gran bondad hacia la familia de Israel, y por todo el bien que nos hizo en su compasión y en la abundancia de su misericordia. Él dijo: ‘Realmente son mi Pueblo, son hijos que no decepcionarán’. Y él fue para ellos un salvador en todas sus angustias. No intervino ni un emisario ni un mensajero: él mismo, en persona, los salvó; por su amor y su clemencia, él mismo los redimió; los levantó y los llevó en todos los tiempos pasados” (Is 63,7-9) Por eso dice el profeta en el texto proclamado parcialmente hoy: “Tú eres nuestro padre. Abraham no nos conoce ni Israel se acuerda de nosotros. ¡Tú, Señor, eres nuestro padre, ‘nuestro Redentor’ es tu Nombre desde siempre!” (Is 63,16).
Esta conciencia de la filiación adoptiva lleva a Isaías a preguntar a Dios: “¿Por qué, Señor, nos has permitido alejarnos de tus mandamientos y a endurecer nuestros corazones hasta el punto de no temerte?” (Is 63,17).
Es cosa cierta que “Dios detesta igualmente al impío y su impiedad” (Sab 14,9) y que “a nadie le ordenó ser impío ni dio a nadie autorización para pecar”. (Eclo 15,20) Y es también cierto que los hombres nos alejamos de los mandamientos de Dios, endurecemos el corazón y no tememos al Señor. El profeta no puede explicar este misterio, pero sí sabe que no podría ocurrir si Dios no lo permitiese.
En el curso de la historia de la salvación los hombres han vuelto una y otra vez sobre lo mismo, tratando de comprender un misterio que escapa a nuestra intelección y se inscribe en el misterio más extenso del misterio del mal. Acerca de ello trata todo el Libro de Job, sin encontrar salida para sus interrogantes, y en sus Confesiones, decía san Agustín que “buscaba el origen del mal y no encontraba solución” (7,7.11).
Sin embargo, sobre el punto preciso de por qué Dios permite que pequemos, las Sagradas Escrituras ya habían dado pistas de solución. En el Génesis se lee que “Dios dijo: Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza” (1,26), lo que significa que el hombre fue hecho libre, capaz de pensar, elegir y decidir su destino.  Por eso dirige Dios su palabra al hombre en el Libro del Deuteronomio para decirle: “Yo pongo hoy delante de ustedes una bendición y una maldición. Bendición, si obedecen los mandamientos del Señor, su Dios, que hoy les impongo. Maldición, si desobedecen esos mandamientos y se apartan del camino que yo les señalo, para ir detrás de dioses extraños, que ustedes no han conocido” (Dt 11,26-28); y también: “Hoy pongo delante de ti la vida y la felicidad, la muerte y la desdicha... Elige la vida, y vivirás, tú y tus descendientes, con tal que ames al Señor, tu Dios, escuches su voz y le seas fiel” (Dt 30,15.20)
Reflexionando acerca de este profundo misterio, el autor del Libro de la Sabiduría, después de haber confesado que “Dios creó al hombre para que fuera incorruptible y lo hizo a imagen de su propia naturaleza, pero por la envidia del demonio entró la muerte en el mundo, y los que pertenecen a él tienen que padecerla” (2,23-24), habla con Dios diciéndole: “Tú te compadeces de todos, porque todo lo puedes, y apartas los ojos de los pecados de los hombres para que ellos se conviertan. Tú amas todo lo que existe y no aborreces nada de lo que has hecho, porque si hubieras odiado algo, no lo habrías creado. ¿Cómo podría subsistir una cosa si tú no quisieras? ¿Cómo se conservaría si no la hubieras llamado? Pero tú eres indulgente con todos, ya que todo es tuyo, Señor que amas la vida” (11,23-26); y continúa diciendo un poco más adelante: “como eres dueño absoluto de tu fuerza, juzgas con serenidad y nos gobiernas con gran indulgencia, porque con sólo quererlo puedes ejercer tu poder. Al obrar así, tú enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser amigo de los hombres y colmaste a tus hijos de una feliz esperanza, porque, después del pecado, das lugar al arrepentimiento” (12,18-19).
Dios, pues, permite que el hombre peque porque respeta la libertad que Él mismo le concedió; y aunque de hecho los hombres pecamos y nos apartamos de Él, Él no nos abandona; por el contrario, ilumina al hombre con la esperanza de la gracia de la conversión. El misterio de la iniquidad del pecado del hombre se explica, por tanto, por el inmenso misterio de la piedad paterna con que Dios no quiere alejarse de nosotros aunque nosotros nos alejemos de Él.
Por esa razón, el profeta Isaías, a pesar de que no comprende por qué Dios nos permite pecar, sí sabe que sin Dios no hay regreso del pecado. E iluminado por este pensamiento, eleva su ferviente súplica para decir al Señor: “Vuélvete, por amor a tus siervos, a las tribus que son tu heredad” (Is 63,17b), anticipando de este modo lo que después se lee en el Libro de las Lamentaciones: “¡Vuélvenos hacia ti, Señor, y volveremos: renueva nuestros días como en los tiempos pasados!” (5,21).
No contento con esto, pide Isaías a Dios que renueve la Alianza manifestándose portentosamente, como lo hizo en el monte Sinaí: “Ojalá rasgaras los cielos y bajaras, estremeciendo las montañas con tu presencia” (Is 63,19b). No le basta al profeta la gracia de la conversión; anhela hablar cara a cara con Él, como lo hace un hombre con su amigo, para hacer suya la anterior experiencia de Moisés (cf. Ex 33,11).
Y luego de hacer una síntesis de la historia de amor de Dios y de la infidelidad del pueblo, culmina el profeta con estas palabras: “Sin embargo, Señor, tú eres nuestro padre; nosotros somos el barro y tú el alfarero; todos somos hechura de tus manos” (Is 64,7).
Estas tiernas expresiones de Isaías, que son indudable manifestación de la verdad, obtuvieron de Dios una respuesta que colmó desbordantemente la súplica, porque, como decía San Pablo, Dios “es capaz de hacer infinitamente más de lo que podemos pedir o pensar” (Ef 3,10). En efecto, pensando en el Sinaí, Isaías le pidió a Dios: “Ojalá rasgaras los cielos y bajaras” (Is 63,19b). De hecho, “cuando llegó la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer y sujeto a la Ley, para redimir a los que estaban sometidos a la Ley y hacernos hijos adoptivos” (Gál 4,4-5), porque “la Palabra se hizo carne y puso su morada entre nosotros” (Jn 1,14). El Hijo de Dios rasgó los cielos y bajó para plantar en medio de la historia de la humanidad una carpa que permanecerá para siempre; esa carpa es su cuerpo, en el cual podemos entrar por la fe para ver a Dios y hablar con Él (cf. Jn 14,9-10) mientras vivimos en la tierra y desde el cual contemplaremos a Dios y nos gozaremos de Él (Ap 21,22-23) en el cielo… Qué hermosas razones para motivar más y mejor la consagración de la vida a Dios.
Por eso, según decía San León Magno, “la gracia inefable de Dios nos ha dado bienes mejores que los que nos quitó la envidia del demonio” (Sermón 73,4); a lo que agrega Santo Tomás de Aquino que “nada se opone a que la naturaleza humana haya sido destinada a un fin más alto después del pecado. Dios, en efecto, permite que los males se hagan para sacar de ellos un mayor bien. De ahí las palabras de San Pablo: ‘Dónde abundó el pecado, sobreabundó la gracia’ (Rm 5,20)”. Y por eso también canta la Iglesia en la Vigilia de la Pascua: “¡Oh feliz culpa que nos mereció tal y tan grande Redentor!”.
El Adviento es, por tanto, queridos hermanos, un tiempo de penitencia por los pecados que cometemos ofendiendo el amor de Dios, pero es sobre todo un tiempo de esperanza por el fiel amor que Dios nuestro Padre nos dispensa con abundancia.
Quiera la Bienaventurada Virgen María, única creatura favorecida con un corazón totalmente puro, ayudarnos con tierno amor de Madre para que pongamos los ojos del alma en Aquél de quien Ella nunca los apartó, Jesucristo, a quien sea la gloria y el honor por los siglos de los siglos.

¡¡¡Nuestra Señora del Valle!!!    ¡¡¡Ruega por nosotros!!!


Los medios de comunicación social rindieron su homenaje a la Virgen

El sábado 29 de noviembre, durante el primer día del novenario, representantes de distintos medios de comunicación social locales, voluntarios de Radio María y Comunicadores de María del Santuario, e integrantes del Equipo de Pastoral de las Comunicaciones, tributaron su homenaje a la Madre del Valle.
Como ocurre en cada festividad mariana, los participantes de la ceremonia de este sector de la sociedad ingresaron procesionalmente, guiaron la Santa Misa, proclamaron la Palabra de Dios, elevaron las súplicas al Padre en la Oración de los Fieles y acercaron al altar las ofrendas particulares de cada medio de comunicación social, como también el pan y el vino para preparar la mesa eucarística.
La misa fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada  por el Rector del Santuario Mariano, Pbro. José Antonio Díaz.
Durante su homilía, Mons. Urbanc se refirió al origen del Adviento, “tiempo de espera gozosa de la fiesta de Navidad, que orienta a los cristianos hacia el retorno glorioso del Señor al fin del mundo”, dijo.

Tomando como eje de su reflexión el texto del Evangelio leído, expresó que “si entre la primera venida y la definitiva nos dejamos moldear por Dios, por sus designios, como el barro es moldeado por el alfarero, estaremos poniendo en práctica lo que nos exige el Evangelio de hoy: ‘Velen y estén preparados, porque no saben a qué hora va a regresar el dueño de la casa’ (Mc 13,33-37)”.
“No sólo en estas lecturas, sino a lo largo de toda la Biblia, el Señor pide insistentemente estar atentos a su venida y preparados para recibirlo cuando venga como Justo Juez. Este llamado es aún más insistente durante el tiempo de Adviento, ya que nos estamos preparando para conmemorar en Navidad la primera venida de Jesús, cuando Dios se hizo hombre y nació en un momento preciso de nuestra historia y también en un sitio preciso de nuestra tierra”, indicó.  



El valor de los Sacramentos
En otro tramo de su predicación, el pastor diocesano afirmó que “la presencia de Cristo en este tiempo intermedio entre su estadía histórica en medio de nosotros y su próxima venida gloriosa, se da en nosotros por medio de su Gracia, que Él derrama, sobre todo, por medio de los Sacramentos, que son canales especiales por medio de los que Cristo se hace presente. También se hace presente con su Palabra, que debemos escucharla con docilidad, meditarla, enseñarla y poner en práctica. Además, se nos hace presente en la
oración, tanto personal como comunitaria, con inspiraciones e impulsos interiores originados por el Espíritu Santo. Y todo esto cobra particular importancia cuando animamos nuestra fe por medio de una caridad viva y operante (cf. Gál 5,6)”. 

TEXTO COMPLETO DE LA HOMILIA

Queridos Devotos y Peregrinos:
                                                                 En este primer día de la novena se nos propone fijar la atención en el lema de nuestro blasón mariano: ‘María, Esperanza nuestra’, que nos pone en sintonía con el tiempo litúrgico del Adviento que estamos iniciando, en la espera de la gloriosa manifestación de Nuestro Señor Jesucristo, incoada y garantizada en el acontecimiento de su humilde primera venida, que celebraremos en la Navidad.
Participan en esta Eucaristía, hermanos que trabajan en los medios de comunicación, tanto estatales como privados. También quienes colaboran en la Pastoral Diocesana de la Comunicación… ¡Bienvenidos!

Hoy comenzamos un nuevo Año Litúrgico, y éste comienza siempre con el Adviento; corresponde el ciclo B. Recordemos que la Iglesia ha ordenado las Lecturas de los Domingos en tres ciclos: A, B y C, de manera que cada uno se repite cada tres años. Es así como en tres años de Lecturas dominicales, los fieles cristianos podemos tener una idea bastante completa de la historia de la salvación contenida en la Sagrada Escritura.
‘Adviento’, del latín ‘adventus’, es una voz cristiana de origen pagano.
En el culto pagano, ‘adviento’, indicaba la venida anual de la divinidad a su templo para visitar a sus fieles. Visita que se realizaba por medio de una estatua, la cual, según se creía, tenía tanta entidad como la divinidad misma, por lo que, según sus creencias religiosas, mientras permanecía la estatua estaba presente la divinidad en medio de la gente.
En los ámbitos cortesanos paganos, ‘adviento’ designaba la primera visita oficial de un personaje importante a algún lugar. Como, por ejemplo, el ‘adviento de Nerón a Corinto’, para cuya conmemoración se acuñaron monedas que, a la fecha, testimonian esta práctica.
En los primeros siglos del cristianismo el término se empleó para designar la venida de Cristo entre los hombres, hablándose de un doble ‘adviento’: uno “según la carne”, que ya ocurrió en la Encarnación; otro “glorioso”, que acaecerá al fin del mundo.
Según parece, al inicio del cristianismo, el tiempo del Adviento era una preparación para la Venida gloriosa del Señor al fin del mundo. Pero pronto la Navidad adquirió una importancia siempre creciente, por lo que el Adviento se concibió también como un tiempo de preparación para la Navidad. Por ello, el Adviento es un tiempo de espera gozosa de la fiesta de Navidad, que orienta a los cristianos hacia el retorno glorioso del Señor al fin del mundo.
Estas cuatro semanas contienen dos etapas: la primera va desde el primer domingo hasta el 16 de diciembre; la segunda comienza el 17 de diciembre y se extiende hasta el 24 del mismo mes. La primera etapa se celebra de cara a la segunda venida de Cristo. La segunda etapa es una preparación inmediata para la Navidad. Por su parte, las lecturas bíblicas son expresivas de esta doble orientación del sagrado tiempo del Adviento.
En la proclamación de la Palabra de Dios hemos oído la voz estremecida del profeta Isaías preguntándose acerca de la misteriosa permisión divina que posibilita el pecado del hombre. La súplica del salmista que pide ayuda al Señor para salir del pecado. La voz agradecida de San Pablo por los dones que el Señor dispensó a los cristianos de Corinto. Y la palabra de Jesús exhortándonos a la vigilancia en nuestra común espera de su venida.
El lamento de Isaías es una súplica llena de urgencia con la que quisiera -por así decirlo- adelantar la venida del Salvador: “Ojalá rasgaras los cielos y bajaras, estremeciendo las montañas con tu presencia” (Is 63,19b).
Pero, por qué pide esto el profeta. Él mismo lo dice y, ojalá nosotros y todos los seres humanos lo comprendieran: “Tú vas al encuentro de los que practican la justicia y se acuerdan de tus caminos. Tú estás irritado porque nosotros hemos pecado. Desde siempre fuimos rebeldes contra ti. Nos hemos convertido en una cosa impura, toda nuestra justicia es como un trapo sucio. Nos hemos marchitado como el follaje y nuestras culpas nos arrastran como el viento. No hay uno que invoque tu Nombre y que despierte para aferrarse a ti, porque Tú nos ocultaste tu rostro y nos pusiste a merced de nuestras culpas. Pero Tú, Señor, eres nuestro Padre; nosotros somos la arcilla, y Tú, nuestro alfarero: ¡todos somos la obra de tus manos! No te irrites, Señor, hasta el exceso, no te acuerdes para siempre de las culpas. ¡Mira que todos nosotros somos tu Pueblo!” (Is 64,4-8).
Ese anhelo, ese grito de los profetas y santos del Antiguo Testamento ya fue satisfecho, pues esa primera venida del Hijo de Dios -su venida histórica- ya tuvo lugar hace más de dos mil años.  En efecto, Jesús nació, vivió, sufrió, murió y resucitó en la tierra, en nuestra historia.  Y así ha salvado -ha rescatado- a la humanidad que se encontraba perdida en el pecado y, por ende, condenada a muerte eterna, es decir, condenación eterna.
Si la salvación esperada ya fue realizada por Cristo, vivamos de tal modo que nos sea provechosa la salvación ganada por Cristo a favor nuestro.
Luego de esa primera venida, la historia de toda la humanidad se dirige hacia la parusía, o sea, hacia la venida gloriosa de Cristo al fin del mundo. 
De allí que el clamor por el Mesías contenido en el Antiguo Testamento, lo intuimos como vivo deseo de esa gloriosa y definitiva venida de Cristo. 
Por lógica, muchos de los textos bíblicos de este tiempo se referirán a este esperado acontecimiento…Tan esperado, que san Juan finaliza el libro del  Apocalipsis   con este clamor de toda la Iglesia (la esposa) unida a Dios (el Espíritu): “El Espíritu y su esposa dicen: ‘Ven’. El que da fe de estas palabras dice: ‘Sí, vengo pronto’.  Así sea: Ven, Señor Jesús” (Ap 22,17.20).  
Mientras estamos a la espera de ese advenimiento tan importante -el más importante de la historia de la humanidad- la acogida de Cristo debe irse preparando en el corazón de cada persona.
¿Cómo podemos ir preparando esa venida del Señor a nuestro corazón? 
La presencia de Cristo en este tiempo intermedio entre su estadía histórica en medio de nosotros y su próxima venida gloriosa, se da en nosotros por medio de su Gracia. Su Gracia que Él derrama, sobre todo, por medio de los Sacramentos, que son canales especiales por medio de los que Cristo se hace presente:
En el Bautismo nos borra el pecado original y da a cada bautizado su Gracia, que es su Vida misma y nos hace miembros de su Cuerpo Místico, la Iglesia. 
En la Confesión nos restaura la Gracia perdida por los pecados cometidos. 
En la Eucaristía está realmente presente, vivo, y se da a nosotros en forma de alimento para nuestra alma, fortaleciendo nuestra vida espiritual.
En la Confirmación nos ilumina, fortalece y anima con la acción del Espíritu Santo.
En la Santa Unción conforta, perdona y sana a los enfermos.
En el Orden Sagrado continúa ejerciendo su sacerdocio, magisterio y pastoreo.
En el Matrimonio sigue comprometiendo su amor esponsal por la Iglesia y el mundo.
También se hace presente con su Palabra, que debemos escucharla con docilidad, meditarla, enseñarla y poner en práctica.
Además, se nos hace presente en la oración, tanto personal como comunitaria, con inspiraciones e impulsos interiores originados por el Espíritu Santo. 
Y todo esto cobra particular importancia cuando animamos nuestra fe por medio de una caridad viva y operante (cf. Gál 5,6). 
En la medida en que dejamos que Cristo venga a nuestro corazón en cada una de estas formas para ser más semejantes a Él, no sólo nos preparamos a su venida gloriosa, sino que, de algún modo, la apresuramos.
Así pueden cumplirse en nosotros las palabras finales de la Lectura de Isaías: “Señor, Tú eres nuestro Padre; nosotros somos el barro y Tú el alfarero; todos somos hechura de tus manos”.  Esta frase recuerda también a una muy similar del Profeta Jeremías: “¡Miren! como el barro en manos del alfarero, así son en Mi Mano” (Jr 18,1-6).
Si entre la primera venida y la definitiva nos dejamos moldear por Dios, por sus designios, como el barro es moldeado por el alfarero, estaremos poniendo en práctica lo que nos exige el Evangelio de hoy: “Velen y estén preparados, porque no saben a qué hora va a regresar el dueño de la casa” (Mc 13,33-37).
No sólo en estas lecturas, sino a lo largo de toda la Biblia, el Señor pide insistentemente estar atentos a su venida y preparados para recibirlo cuando venga como Justo Juez. Este llamado es aún más insistente durante el tiempo de Adviento, ya que nos estamos preparando para conmemorar en Navidad la primera venida de Jesús, cuando Dios se hizo hombre y nació en un momento preciso de nuestra historia y también en un sitio preciso de nuestra tierra.  
Nos encontramos entre una y otra venida de Cristo.  La primera ya sucedió.  La segunda “no sabemos cuándo llegará el momento”.  Pero sabemos que llegará... De hecho, cada día que pasa es un día menos para su próxima venida.
Por eso el Señor nos recuerda ¡tantas veces! que estemos preparados, que velemos, porque no sabemos a qué hora regresa.  “¡Sí, vengo pronto!”… ¡Ven, Señor Jesús! (Ap 22,20).
“Velen”, dice Jesús, “y estén preparados”… Por tanto, vivamos en paz unos con otros, practiquemos la animación y corrección fraternas, acompañemos a los tímidos, sostengamos a los débiles, seamos pacientes con todos, cuidemos que nadie devuelva mal por mal, hagamos siempre el bien a toda persona, estemos siempre alegres en el Señor, oremos sin cesar y demos gracias a Dios en toda ocasión (cf. 1 Tes 5,13-18). Esto es lo que Dios quiere de nosotros en Cristo Jesús. Así estaremos bien preparados, sin temor, llenos de paz y verdadera alegría.
¡Nuestra Madre del Valle!   ¡Ruega por nosotros!


sábado

Catamarca vive días de gracia con el inicio de las fiestas de la Virgen del Valle

Durante la tarde del sábado 29 de noviembre, se llevó a cabo la Bajada de la Sagrada Imagen de Nuestra Señora del Valle, desde el Camarín hasta el Presbiterio del Santuario y Catedral Basílica, en brazos del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y acompañada por sacerdotes del clero local. A su paso fue saludada por las autoridades presentes, y luego colocada en la urna festiva por el Pbro. José Antonio Díaz, Rector del Santuario y Catedral Basílica, desde donde preside el novenario en su honor.
Participó de la tradicional ceremonia una gran cantidad de fieles que desbordó el templo catedralicio, como sucede dos veces al año, expresando su amor a la Madre Morena con vivas, cantos y pañuelos agitados.

En su homilía, el Obispo expresó: “Este momento es emblemático puesto que convoca a autoridades provinciales, municipales, legislativas, judiciales, ministeriales, policiales y eclesiales aunándolas en el único Pueblo de Dios que todos formamos. Este momento debería tornarse paradigmático para todo nuestro cotidiano vivir, para estar cercanos los unos de los otros sin recelos ni miedos, para fortalecer nuestra argentinidad y para acoger a quienes piensan distinto”.
También mencionó el año de la niñez y adolescencia, que culminará el 8 de diciembre, dando paso al año que estará dedicado de manera preferencial a los laicos, sobre quienes, apelando al Magisterio, dijo que “son hombres y mujeres de la Iglesia en el corazón del mundo y hombres y mujeres del
mundo en el corazón de la Iglesia” (Puebla, 786; Aparecida, 209).
Luego de las palabras de Mons. Urbanc, se rezó la novena, y a las 21.00 será el homenaje de los medios de comunicación.

 TEXTO COMPLETO DEL MENSAJE
Queridos Devotos y Peregrinos:    
            Una vez más la divina providencia nos permite vivir este emotivo y significativo acontecimiento de nuestra vida diocesana, cual es la Bajada de la sagrada imagen de la Santísima Madre del Valle desde su camarín hasta el presbiterio de nuestra catedral basílica. Todos los años, quienes subimos a buscarla podemos admirar el templo apiñado de fieles y como esta multitud se extiende hacia el paseo de la fe, con el solo propósito de estar en este homenaje y cordial acogida de nuestra queridísima Morena del Valle.

            Este momento es emblemático puesto que convoca a autoridades provinciales, municipales, legislativas, judiciales, ministeriales, policiales y eclesiales aunándolas en el único Pueblo de Dios que todos formamos. Este momento debería tornarse paradigmático para todo nuestro cotidiano vivir, para estar cercanos los unos de los otros sin recelos ni miedos, para fortalecer nuestra argentinidad y para acoger a quienes piensan distinto.
            La llegada de este día nos está avisando que llega a su fin la prioridad pastoral que trabajamos durante este año, a saber, la niñez y la adolescencia. En verdad que debemos dar gracias a Dios y a la Virgen porque, tanto desde nuestra realidad eclesial como de las políticas públicas, hubo muchas acciones en vistas a la toma de conciencia como a decisiones concretas para atender esta realidad tan importante y delicada de la sociedad. Mucho se hizo y aún queda por hacer. La tarea continúa en todo aquello que vimos que es necesario seguir haciendo para tener niños y adolescentes sanos tanto en su cuerpo como en su espíritu. La
cooperación de las distintas instituciones civiles como religiosas debe continuar para dar respuestas eficaces a los desafíos, pero sobre todo para la sostenida protección y educación de esta franja etaria de la vida humana. Muchas gracias a los que han trabajado con generosidad y creatividad, a la vez que invito a sumarse a los que se han quedado con las ganas de hacerlo y por equis motivos no lo hicieron.
            A partir del próximo 8 de diciembre daremos inicio al Año dedicado a los Fieles Laicos, específicamente. Éstos son todos ustedes, a excepción de los sacerdotes y consagrados. Es decir, que nos ocuparemos de quienes constituyen el 99 % de los miembros de la Iglesia de Catamarca. Ustedes son el rostro visible de esta Iglesia. Cuántos hay que se alejaron y dejaron de creer en Dios y sobre todo en la Iglesia, en la comunidad de los bautizados, porque ustedes dejaron de ser lo que deberían ser y porque dejaron de vivir según el Evangelio de Jesús. Esto es lo que escandaliza a los débiles en su fe.

Me permito citarles una feliz expresión del Magisterio y que menciono en la Carta Pastoral que les será entregada el 8 de diciembre: “los fieles laicos son hombres y mujeres de la Iglesia en el corazón del mundo y hombres y mujeres del mundo en el corazón de la Iglesia” (Puebla, 786; Aparecida, 209).
            Aquí, a los pies de la celestial protectora de nuestra Diócesis, tenemos que comprometernos, durante todo este novenario en su honor, a participar con devoción y espíritu de conversión a fin de corresponder mejor a la Gracia que Dios nos otorga para ser los discípulos-misioneros que reclama tener nuestra sociedad en cada uno de nosotros. La invitación es para todos los que estamos aquí. Y nosotros deberemos motivar a los demás. Se trata de una misión que tiene su fundamento en el Amor con el que Dios nos ama.
            No quiero dejar pasar por alto la iniciativa del Papa Francisco, quien ha indicado para toda la Iglesia un año especial dedicado a orar y a trabajar en la justa valoración de la Vida Consagrada dentro de la Iglesia y al servicio de la instauración del Reino de Dios en el mundo, a partir de mañana, primer domingo de Adviento, hasta el dos de febrero de 2016, fiesta de la Presentación del Niño Jesús en el templo. Vamos a dar también este matiz a todo nuestro novenario a fin de justipreciar este don de Dios, de hombres y mujeres, que por amor a Jesús quieren vivir como Él en pobreza, castidad y obediencia, dando así ejemplo, con su opción y con su vida, de la primacía de Dios en la vida de todo ser humano y del destino trascendente de la vida.
            En fin, queridos hermanos, dispongámonos a rezar el Santo Rosario, tan querido y recomendado por nuestra Madre celestial, teniendo en cuenta lo que les he propuesto sucintamente, a fin de que regresemos a nuestros hogares y lugares de trabajo, renovados e ilusionados de llevar a cabo el encargo, siempre actual, del Señor Jesucristo: “Vayan y hagan que todos sean mis discípulos” (Mt 28,16).


¡Nuestra Madre del Valle!    ¡Ruega por nosotros!

Hojita del domingo para compartir


viernes

Mañana comienzan las Solemnidades en honor a Nuestra Madre del Valle

Con la Bajada de la Sagrada Imagen desde el Camarín hasta el Presbiterio, el sábado 29 de noviembre a las 19.00 darán inicio las fiestas en honor a la Virgen del Valle, que culminarán el lunes 8 de diciembre, con la Solemne Procesión por calles de San Fernando del Valle de Catamarca. La tradicional ceremonia será presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc.
El tema central del novenario versará sobre la “Vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo”, marcando la preparación para el lanzamiento del año dedicado a los laicos, que se concretará el 8 de diciembre, en el marco de la Misión Diocesana Permanente y del Bicentenario de la Patria.
El lema que iluminará las distintas celebraciones litúrgicas expresa “Vayan también ustedes a trabajar a mi viña”.
A las 20.00 será el rezo de la novena y a las 21.00, la misa central de homenaje de los Medios Estatales y Privados de Comunicación Social (Televisivos, Gráficos, Digitales, radios FM, escolares, Radio María), Círculos y Asociaciones. Pastoral Diocesana de la Comunicación.

PROGRAMA COMPLETO

SOLEMNES FIESTAS EN HONOR A
NUESTRA MADRE DEL VALLE

Tema: Vocación y misión de los Laicos en la Iglesia y en el mundo
Lema: “Vayan también ustedes a trabajar a mi viña”

29 de noviembre al 8 de diciembre 2014
Catedral Basílica del Santísimo Sacramento y Santuario de Nuestra Señora del Valle
Catamarca - Argentina

SABADO 29 DE NOVIEMBRE

María, esperanza nuestra.
“Esperamos la revelación de Nuestro Señor Jesucristo”

19:00  SOLEMNE BAJADA DE LA SAGRADA IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DEL VALLE desde el Camarín hasta el Presbiterio. Preside: Mons. Luis Urbanč, Obispo de la Diócesis de Catamarca.
20:00  REZO DE LA NOVENA.
21:00  MISA. Medios Estatales y Privados de Comunicación Social (Televisivos, Gráficos, Digitales, radios FM, escolares, Radio María), Círculos y Asociaciones. Pastoral Diocesana de la Comunicación.
Radio Nacional Catamarca transmite todas las noches.

DOMINGO 30 DE NOVIEMBRE

Despiertos y prevenidos.
“…No saben cuándo llegará el dueño de casa”.

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Por la Arquidiócesis de Tucumán.
07:00  Laudes.
07:30  MISA. Personal de la Santería.
08:30  MISA. UNER Shöenstatt.
10:00  MISA. Cursillo de Cristiandad, Apostolado de la Oración, Legión de María.
11:00  MISA. Homenaje de la Vida Consagrada: Comunidad Franciscana y Orden Franciscana Seglar, Monasterio Inmaculada del Valle Monjas Dominicas, Hermandad Dominicana, Fasta, Carmelitas Misioneras Teresianas, Fraternidad Eclesial Franciscana, Hnas. Misioneras Catequistas de Cristo Rey, Hnas. Nazarenas, Hnas. Franciscanas Misioneras de la Natividad, Padres Lourdistas.
12:00  Angelus. Letanías.
18:30 Santo Rosario.
19:00  MISA. Renovación Carismática. La misa de este horario será transmitida por Radio María.
 20:00 REZO DE LA NOVENA. Parroquia de Jesús Niño y Parroquia San Roque.
21:00  MISA. Pueblos Originarios y Colectividades del medio (asociaciones, consulados).

LUNES 1 DE DICIEMBRE

Llamada universal a la Salvación.
“…Vayan ustedes también a mi viña”.

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Por la Arquidiócesis de Salta
07:00  Laudes.
07:30  MISA. Ambito Estatal Nacional y Provincial de la Finanzas (A.F.I.P., Rentas, Catastro, Capresca y demás organismos).
08:30  MISA. Ambito Privado de las Finanzas: Entidades Bancarias, Financieras y afines, Colegio de Contadores y demás círculos, asociaciones y profesionales del sector.
10:00  MISA. Ambito Legislativo. Cámara de Senadores, Cámara de Diputados, Concejos Deliberantes y Círculo de Legisladores de Mandato Cumplido.
11:00  MISA. Ambito Estatal, Provincial, Municipal y Privado de Producción y Desarrollo. Sectores del Campo, Minería e Industria, Federaciones y demás profesiones afines.
12:00  Angelus. Letanías.
18:30 Santo Rosario.
19:00  MISA. Centro de Jubilados y Pensionados Nacionales y Provinciales.
20:00  REZO DE LA NOVENA. Parroquia Santa Rosa de Lima.
21:00  MISA. Ambito Provincial y Privado de la Salud: Hospitales, Sanatorios, Institutos, Círculo Médico, Colegios Auxiliares de la Medicina (Colegio Médico, Farmacéutico, Odontológico, Kinesiólogos, Anestesistas, Psicólogos, Bioquímicos, etc.), SAME, PAMI, OSEP, Pastoral de la Salud, Pastoral de las Adicciones, Servicio Sacerdotal de Urgencia.

MARTES 2 DE DICIEMBRE

La alegría del Evangelio
“…Lleno de la alegría del Espíritu Santo”

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Diócesis de Concepción y La Rioja.
07:00 Laudes.
07:30  MISA. Poder Judicial de la Provincia, Policía Judicial, Justicia Federal y Ex Magistrados. Colegio de Abogados, Escribanos, Tribunal de Cuentas, Procuradores y demás profesiones afines.
08:30  MISA. Ambito Estatal, Municipal y Privado de Servicios Públicos. (EC Sapem, Aguas de Catamarca Sapem, Ecogas) y demás entidades afines.
10:00  MISA. Ambito Estatal de Obras Públicas. Vialidad Provincial y Nacional. CAPE.
11:00  MISA. Ambito Privado de las Obras Públicas (Empresas y Comercios del rubro, Círculo de Ingenieros, Agrimensores, Arquitectos y demás profesiones afines)
12:00  Angelus. Letanías.
18:30 Santo Rosario.
19:00  MISA. Ambito del Transporte y Comunicaciones. Correo Argentino Empresas Privadas de Correos, Taxis y Remises.
20:00  REZO DE LA NOVENA. Parroquia San Nicolás de Bari.
21:00  MISA. Homenaje de la Señora Gobernadora y su Gabinete. Ambito del Deporte Estatal (provincial, municipal), Clubes, Círculos, Federaciones, Asociaciones Automovilísticas, Club Autos de Epoca, Cámara de Comercio, Sindicato de Comercio, Centro de Empleados de Comercio.

MIERCOLES 3 DE DICIEMBRE

Enviados a dar fruto.
“Misión de los laicos”

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Diócesis de Santiago del Estero y Añatuya.
07:00 Laudes.
07:30  MISA. Organizaciones Sindicales, dependencias y entidades afines.
08:30 MISA. Ambito Estatal Nacional, Provincial y Municipal de Acción y Seguridad Social, Anses y demás organismos.
10:00  MISA. Secretaría de Turismo de la Provincia y Secretaría de Turismo de la Municipalidad Capital.
11:00  MISA. Bodas de Plata Sacerdotales de los Pbros. Julio Alberto Quiroga del Pino y Dardo Samuel Olivera.
12:30  Angelus. Letanías.
18:30 Santo Rosario.
19.00  MISA. Pastoral Misionera.
20:00  REZO DE LA NOVENA. Parroquia San Antonio de Padua.
21:00  MISA. Homenaje de los Señores Intendentes de Capital e Interior de la Provincia y sus Gabinetes.

JUEVES 4 DE DICIEMBRE

Sólida formación de los laicos.
“…Edificó sobre roca”

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Diócesis de Oran y Prelatura de Cafayate.
07:00 Laudes.
07:30  MISA. Registro Civil y sus dependencias.
08:30  MISA. Ministerio de Gobierno, Fuerzas de Seguridad, Secretaría de Seguridad de la Provincia, Gendarmería Nacional, Gendarmería Infantil, Policía Federal, Policía de la Provincia, Policías Retirados, Mutual de Policías Retirados, Servicio Penitenciario. Pastoral Penitenciaria, Escuela de Cadetes, Acampada Policial, Ejército Argentino, Empresas de Seguridad Privada.
10:00  MISA. Defensa Civil, Bomberos, Grupos Boy Scout.
11:00  MISA. Ambitos sin fines de lucro de Promoción Social y Acción Social: Asociaciones Pro-Patria, Damas Catamarqueñas, Club Social 25 de Agosto (comedores, desayunadores).
12:00  Angelus. Letanías.
18:30 Santo Rosario.
19:00  MISA. Asociados de las Mutuales y Cooperativas.
20:00  REZO DE LA  NOVENA. Parroquia Sagrado Corazón de Jesús y Parroquia San Jorge.
21:00  MISA. Ambito Estatal de la Cultura (provincial, municipal) y Privado (SADE, Junta de Estudios Históricos, SALAC, Damas Belgranianas, Instituto Sanmartiniano y de Cultura Hispánica, y demás instituciones culturales y artísticas, Bibliotecas públicas.

VIERNES 5 DE DICIEMBRE

Presencia luminosa de los laicos.
“Ustedes son sal de la tierra y luz del mundo”

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. En memoria de Obispos y Sacerdotes fallecidos de nuestra Diócesis.
07:00 Laudes.
07:30  MISA. Liga de Madres de Familia.
08:30  MISA. Cámara de Peluqueros, Asociación de Hoteles, Bares, Restaurantes y afines.
10:00  MISA. Universidad Nacional de Catamarca, Institutos Superiores, Pastoral Universitaria, Casa Guadalupe.
11:00  MISA. Ambito Estatal y Privado de la Educación (provincial y municipal) Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, Pastoral de la Educación. 
12:00  Angelus. Letanías.
18:30 Santo Rosario.
19:00  MISA. Docentes en Actividad y Docentes Jubilados, Gremios Docentes.
20:00  REZO DE LA NOVENA. Parroquia de la Santa Cruz y Parroquia San Pío X.
21:00  MISA. Solemne cierre del Año de los Niños y Adolescentes. Pastoral de la Niñez.

SABADO 6 DE DICIEMBRE   

Obreros en la viña del Señor.
“…Los trabajadores son pocos”
(Expo-Carismas en la plaza central)
05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Diócesis de Jujuy y Prelatura de Humahuaca.
07:00 Laudes.
07:30  MISA. Asociaciones de Instituciones Eclesiales de Promoción Social, Pastoral Social, Cáritas.
08:30  MISA. Pastoral de las Vocaciones, Asociación de Ayuda al Seminario.
10:00  MISA. Pastoral Bíblica, Lectionautas de Catamarca y demás grupos de Lectio Divina.
11:00  MISA. Personal del Santuario, Obispado, Cáritas Catedral, Damas de la Virgen, Ministros de la Comunión, Grupo de Liturgia, Servidores y Colaboradores del Santuario Nuestra Señora del Valle (Sacristanes, Guardianes de la Virgen, Colectores, Florería, Secretaría, Hospedaje del Peregrino, Sala de Promesas, Servidores Marianos, Acción Católica Catedral, Voluntarios de María Solidaria).
12:00  Angelus. Letanías.
17:45 Concentración de ciclistas en la Caminera de El Portezuelo y peregrinación al Santuario.
18:30 Santo Rosario.
19:00  MISA. Junta Diocesana de Catequesis. Homenaje de los Catequistas.
20:00  REZO DE LA  NOVENA. Parroquia San José Obrero.
21:00  MISA. Homenaje de los Jóvenes, Pastoral de la Juventud, Egresados 2014.

DOMINGO 7 DE DICIEMBRE

Consagrar el mundo
“Hacer nuevas todas las cosas”

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Peregrinos.
07:00 Laudes.
07:30  MISA. Peregrinos.
08:00  Maratón del Peregrino “Evangelizar a través del deporte” (desde la Catedral hasta la Gruta).
08:30  MISA. Peregrinos.
10:00  MISA. Peregrinos.
11:00  MISA. Comunidades de Convivencia con Dios, Focolares, Camino Neocatecumenal.
12:00  Angelus. Letanías.
18:30 Santo Rosario.
19:00  MISA. Seminaristas de la Diócesis.
20:00 REZO DE LA NOVENA. Parroquia Sagrada Familia y Parroquia Inmaculado Corazón de María.
21:00  MISA. Homenaje de la Familia, Pastoral Familiar, Movimiento Familiar Cristiano, Grupos Eclesiales al Servicio de la Vida: Grávida. Bendición a embarazadas. Renacer, Faviatca (Familiares de Víctimas de Accidentes de Tránsito Catamarca).
22:00  SERENATA a la Santísima Virgen en el Paseo de la Fe, con la presencia de los peregrinos.

Durante la noche la Catedral permanecerá abierta. Se ruega mantener silencio y recogimiento en el Templo. Es Casa de Oración.

LUNES 8 DE DICIEMBRE

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARIA
María, la llena de Gracia.
“Santificarse en el mundo”

05:30  Santo Rosario y Angelus.
06:00  MISA. Peregrinos.
07:00 Laudes.
07:30  MISA. Peregrinos.
09:00  MISA SOLEMNE presidida por S.E. Mons. Luis Urbanč, Obispo de Catamarca.
11:00  MISA. Peregrinos.
12:00  Angelus y Letanías.
18:00  SOLEMNE ENCUENTRO DE MARÍA CON SU PUEBLO FRENTE A SU SANTUARIO. LA VIRGEN SALE DE LA CATEDRAL ACOMPAÑADA POR EL OBISPO DIOCESANO Y SU PRESBITERIO.
18:30  PROCESIÓN CON LA SAGRADA IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DEL VALLE, Patrona del Noroeste Argentino, Patrona de Catamarca, Patrona de la Diócesis de Añatuya, Protectora de la Diócesis de La Rioja, Patrona Nacional del Turismo, Patrona Nacional del Paracaidismo, Patrona de los Algodoneros del Chaco, Patrona de la Feria Internacional de Turismo, Patrona del Festival de Cosquín.
            Lanzamiento del Año de los Laicos.
            MISA al finalizar la Procesión.
Recorrido de la Procesión: La Solemne Procesión con la bendita Imagen de la Virgen del Valle partirá desde la Catedral Basílica recorriendo las siguientes calles: Sarmiento, República, Av. Mariano Moreno, San Martín, Rivadavia, República y Sarmiento.

Confesiones: Durante la mañana y la tarde habrá sacerdotes disponibles para celebrar el Sacramento de la Reconciliación.
Columna de Peregrinos para participar de la Solemne Procesión: Los peregrinos que deseen participar como agrupaciones o instituciones deberán inscribirse y solicitar un lugar en la columna que pasará frente a la Sagrada Imagen, teléfono 4422505, celular 03834353336.
La columna de peregrinos estará ordenada sobre calle Sarmiento.
Transmisión Radial:
19:00 Por Radio María. 
21:00 Por Radio Nacional Catamarca.
Por Internet: www.ustream.tv/channel/audiocentenario.
Facebook de la Catedral: santuariocatamarca
Teléfono de la Secretaría: 3834422505, celular 03834353336.
E-mail de la Catedral: santuariocatamarca@gmail.com

EN LA GRUTA DE CHOYA.
Todos los días: 19:00 Rezo de la Novena.
30 de noviembre: 19:00 Misa.
Sábado 6 y domingo 7: Misas a las 9.00 y 19.00.
Lunes 8: Misas a las 8:00 y 11:00.

EN LA ERMITA DE VALLE VIEJO
5, 6 y 7 de diciembre: 20:00 Santo Rosario.
20.30 Misa.
8 de diciembre: 06:00 Misa