martes


Mons. Urbanc visitó escuela de frontera y celebró la misa en el cementerio


Continuando con su intensa visita pastoral a la parroquia San Juan Bautista de la ciudad de Tinogasta, que se extenderá hasta el domingo 5 de mayo, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, inició el cronograma previsto para el lunes 29, visitando la escuela de frontera N° 183, donde desayunó y compartió un grato momento con alumnos, docentes y directivos. Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de una alumna y hubo representaciones sobre los milagros de la Virgen del Valle, que fueron seguidas con mucho interés por todos los presentes. Las salitas de 3 y 4 años del jardín de infantes le dedicaron un cartel con el mensaje: “Que su presencia renueve la fe, el amor y la unión de las familias de nuestro Jardín”, en tanto que los niños de la sala de 5 años prepararon una bandera con los colores papales en la que dejaron impresas sus manitos. Recibió muestras de cariño de los pequeños.
Luego se inició el recorrido por los barrios La Paz, Comodoro Rivadavia, Abaucán, Estación Norte y Sur, Santa Lucía y Progreso, donde llegó a los hogares llevando su mensaje de fe y esperanza a los hermanos más necesitados.

El almuerzo en el Club Deportivo La Paz marcó el cierre de la primera parte del día, que continuó por la tarde con la visita a la E.P.E.T, y el recorrido por los barrios Cooperativa, 70 y 100 Viviendas.
Cerró esta octava jornada la celebración de la Santa Misa en el cementerio local, ubicado en el barrio La Paz, donde se oró por todos los fieles difuntos, con la participación de una gran cantidad de vecinos de las comunidades de la zona.

Martes 30
8.00- Desayuno en las escuelas Santa Rosa y Amor y Esperanza.
10.00- Visita escuelas N° 5 y secundaria N° 15,  Agrotécnica.
11.30- Encuentro en la parroquia con todos los egresados del Nivel Secundario.
15.00- Encuentro  con los niños del jardín (JIN y Colegio).
16.00- Visita escuelas de Comercio, Nº 704 y de Adultos.
17.30- Recorrido por los barrios Los Robledos, 80, 70 y 50 Viviendas. Visita a acianos.
Capilla Virgen del Carmen
19.00- Palabras de bienvenida de la directora de la escuela Nº 259. Inauguración y bendición de la Sacristía. Santa Misa. Cena en la escuela Nº 259 de Los Robledos.

Invitan a la misa por los medios de comunicación en la Catedral Basílica


El domingo 12 de mayo, con ocasión de celebrarse la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, se invita a todos integrantes de los distintos medios de comunicación social a participar de la Santa Misa, que se oficiará a las 20.00, en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle.
Este año, el mensaje de la Santa Sede está referido a “Redes Sociales: portales de verdad y de fe; nuevos espacios para la evangelización”.
A continuación el texto completo del mensaje.

MENSAJE PARA LA XLVII JORNADA MUNDIAL 
DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES
«Redes Sociales: portales de verdad y de fe; nuevos espacios para la evangelización»
[Domingo 12 de mayo de 2013

Queridos hermanos y hermanas:
Ante la proximidad de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2013, deseo proponeros algunas reflexiones acerca de una realidad cada vez más importante, y que tiene que ver con el modo en el que las personas se comunican hoy entre sí. Quisiera detenerme a considerar el desarrollo de las redes sociales digitales, que están contribuyendo a que surja una nueva «ágora», una plaza pública y abierta en la que las personas comparten ideas, informaciones, opiniones, y donde, además, nacen nuevas relaciones y formas de comunidad.
Estos espacios, cuando se valorizan bien y de manera equilibrada, favorecen formas de diálogo y de debate que, llevadas a cabo con respeto, salvaguarda de la intimidad, responsabilidad e interés por la verdad, pueden reforzar los lazos de unidad entre las personas y promover eficazmente la armonía de la familia humana. El intercambio de información puede convertirse en verdadera comunicación, los contactos pueden transformarse en amistad, las conexiones pueden facilitar la comunión. Si las redes sociales están llamadas a actualizar esta gran potencialidad, las personas que participan en ellas deben esforzarse por ser auténticas, porque en estos espacios no se comparten tan solo ideas e informaciones, sino que, en última instancia, son ellas mismas el objeto de la comunicación.
El desarrollo de las redes sociales requiere un compromiso: las personas se sienten implicadas cuando han de construir relaciones y encontrar amistades, cuando buscan respuestas a sus preguntas, o se divierten, pero también cuando se sienten estimuladas intelectualmente y comparten competencias y conocimientos. Las redes se convierten así, cada vez más, en parte del tejido de la sociedad, en cuanto que unen a las personas en virtud de estas necesidades fundamentales. Las redes sociales se alimentan, por tanto, de aspiraciones radicadas en el corazón del hombre.
La cultura de las redes sociales y los cambios en las formas y los estilos de la comunicación suponen todo un desafío para quienes desean hablar de verdad y de valores. A menudo, como sucede también con otros medios de comunicación social, el significado y la eficacia de las diferentes formas de expresión parecen determinados más por su popularidad que por su importancia y validez intrínsecas. La popularidad, a su vez, depende a menudo más de la fama o de estrategias persuasivas que de la lógica de la argumentación. A veces, la voz discreta de la razón se ve sofocada por el ruido de tanta información y no consigue despertar la atención, que se reserva en cambio a quienes se expresan de manera más persuasiva. Los medios de comunicación social necesitan, por tanto, del compromiso de todos aquellos que son conscientes del valor del diálogo, del debate razonado, de la argumentación lógica; de personas que tratan de cultivar formas de discurso y de expresión que apelan a las más nobles aspiraciones de quien está implicado en el proceso comunicativo. El diálogo y el debate pueden florecer y crecer asimismo cuando se conversa y se toma en serio a quienes sostienen ideas distintas de las nuestras. «Teniendo en cuenta la diversidad cultural, es preciso lograr que las personas no sólo acepten la existencia de la cultura del otro, sino que aspiren también a enriquecerse con ella y a ofrecerle lo que se tiene de bueno, de verdadero y de bello» (Discurso para el Encuentro con el mundo de la cultura, Belém, Lisboa, 12 mayo 2010).
Las redes sociales deben afrontar el desafío de ser verdaderamente inclusivas: de este modo, se beneficiarán de la plena participación de los creyentes que desean compartir el Mensaje de Jesús y los valores de la dignidad humana que promueven sus enseñanzas. En efecto, los creyentes advierten de modo cada vez más claro que si la Buena Noticia no se da a conocer también en el ambiente digital podría quedar fuera del ámbito de la experiencia de muchas personas para las que este espacio existencial es importante. El ambiente digital no es un mundo paralelo o puramente virtual, sino que forma parte de la realidad cotidiana de muchos, especialmente de los más jóvenes. Las redes sociales son el fruto de la interacción humana pero, a su vez, dan nueva forma a las dinámicas de la comunicación que crea relaciones; por tanto, una comprensión atenta de este ambiente es el prerrequisito para una presencia significativa dentro del mismo.
La capacidad de utilizar los nuevos lenguajes es necesaria no tanto para estar al paso con los tiempos, sino precisamente para permitir que la infinita riqueza del Evangelio encuentre formas de expresión que puedan alcanzar las mentes y los corazones de todos. En el ambiente digital, la palabra escrita se encuentra con frecuencia acompañada de imágenes y sonidos. Una comunicación eficaz, como las parábolas de Jesús, ha de estimular la imaginación y la sensibilidad afectiva de aquéllos a quienes queremos invitar a un encuentro con el misterio del amor de Dios. Por lo demás, sabemos que la tradición cristiana ha sido siempre rica en signos y símbolos: pienso, por ejemplo, en la cruz, los iconos, el belén, las imágenes de la Virgen María, los vitrales y las pinturas de las iglesias. Una parte sustancial del patrimonio artístico de la humanidad ha sido realizada por artistas y músicos que han intentado expresar las verdades de la fe.
En las redes sociales se pone de manifiesto la autenticidad de los creyentes cuando comparten la fuente profunda de su esperanza y de su alegría: la fe en el Dios rico de misericordia y de amor, revelado en Jesucristo. Este compartir consiste no solo en la expresión explícita de la fe, sino también en el testimonio, es decir, «en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio, incluso cuando no se hable explícitamente de él». (Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2011). Una forma especialmente significativa de dar testimonio es la voluntad de donarse a los demás mediante la disponibilidad para responder pacientemente y con respeto a sus preguntas y sus dudas en el camino de búsqueda de la verdad y del sentido de la existencia humana. La presencia en las redes sociales del diálogo sobre la fe y el creer confirma la relevancia de la religión en el debate público y social.
Para quienes han acogido con corazón abierto el don de la fe, la respuesta radical a las preguntas del hombre sobre el amor, la verdad y el significado de la vida ―que están presentes en las redes sociales― se encuentra en la persona de Jesucristo. Es natural que quien tiene fe desee compartirla, con respeto y sensibilidad, con las personas que encuentra en el ambiente digital. Pero en definitiva los buenos frutos que el compartir el Evangelio puede dar, se deben más a la capacidad de la Palabra de Dios de tocar los corazones, que a cualquier esfuerzo nuestro. La confianza en el poder de la acción de Dios debe ser superior a la seguridad que depositemos en el uso de los medios humanos. También en el ambiente digital, en el que con facilidad se alzan voces con tonos demasiado fuertes y conflictivos, y donde a veces se corre el riesgo de que prevalezca el sensacionalismo, estamos llamados a un atento discernimiento. Y recordemos, a este respecto, que Elías reconoció la voz de Dios no en el viento fuerte e impetuoso, ni en el terremoto o en el fuego, sino en el «susurro de una brisa suave» (1R 19,11-12). Confiemos en que los deseos fundamentales del hombre de amar y ser amado, de encontrar significado y verdad ―que Dios mismo ha colocado en el corazón del ser humano― hagan que los hombres y mujeres de nuestro tiempo estén siempre abiertos a lo que el beato cardenal Newman llamaba la «luz amable» de la fe.
Las redes sociales, además de instrumento de evangelización, pueden ser un factor de desarrollo humano. Por ejemplo, en algunos contextos geográficos y culturales en los que los cristianos se sienten aislados, las redes sociales permiten fortalecer el sentido de su efectiva unidad con la comunidad universal de los creyentes. Las redes ofrecen la posibilidad de compartir fácilmente los recursos espirituales y litúrgicos, y hacen que las personas puedan rezar con un renovado sentido de cercanía con quienes profesan su misma fe. La implicación auténtica e interactiva con las cuestiones y las dudas de quienes están lejos de la fe nos debe hacer sentir la necesidad de alimentar con la oración y la reflexión nuestra fe en la presencia de Dios, y también nuestra caridad activa: «Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo caridad, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe» (1 Co 13,1).
Existen redes sociales que, en el ambiente digital, ofrecen al hombre de hoy ocasiones para orar, meditar y compartir la Palabra de Dios. Pero estas redes pueden asimismo abrir las puertas a otras dimensiones de la fe. De hecho, muchas personas están descubriendo, precisamente gracias a un contacto que comenzó en la red, la importancia del encuentro directo, de la experiencia de comunidad o también de peregrinación, elementos que son importantes en el camino de fe. Tratando de hacer presente el Evangelio en el ambiente digital, podemos invitar a las personas a vivir encuentros de oración o celebraciones litúrgicas en lugares concretos como iglesias o capillas. Debe de haber coherencia y unidad en la expresión de nuestra fe y en nuestro testimonio del Evangelio dentro de la realidad en la que estamos llamados a vivir, tanto si se trata de la realidad física como de la digital. Ante los demás, estamos llamados a dar a conocer el amor de Dios, hasta los más remotos confines de la tierra.
Rezo para que el Espíritu de Dios os acompañe y os ilumine siempre, y al mismo tiempo os bendigo de corazón para que podáis ser verdaderamente mensajeros y testigos del Evangelio. «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación» (Mc 16,15).
Vaticano, 24 de enero de 2013, fiesta de san Francisco de Sales
BENEDICTUS PP. XVI
© Copyright 2013 - LibreriaEditrice Vaticana


lunes

El Obispo tuvo un encuentro con los niños de la Catequesis y guió un retiro espiritual

En el templo de San Juan Bautista, ciudad de Tinogasta.

El domingo 28 de abril, el Obispo de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, a la parroquia San Juan Bautista, la actividad se centró en la sede parroquial ubicada en el centro de la ciudad de Tinogasta. Allí presidió la Santa Misa a las 10.00, y luego participó de un encuentro con los niños de la Catequesis Familiar, cerrando la primera parte del séptimo día de la visita pastoral, con el almuerzo con los catequistas.
Por la tarde dirigió un retiro espiritual en las instalaciones del Colegio Sor Pierina, que contó con la participación de catequistas, matrimonios, instituciones y fieles en general que quisieron tener un encuentro con Jesús, reflexionando, orando y expresando la alegría a través del canto.
En el Colegio Sor Pierina.
La jornada dominical culminó con la celebración eucarística en el templo del Santo Patrono San Juan Bautista Niño, que fue colmado de fieles.
Finalmente, compartió una cena con los Ministros Extraordinarios de la Comunión y el Equipo de Liturgia, en dependencias de la sede parroquial.

Lunes 29
8.00- Desayuno en la escuela del Progreso.
9.30- Recorrido por los barrios La Paz, Comodoro Rivadavia, Abaucán, Estación Norte y Sur, Santa Lucía y Progreso.
12.30- Almuerzo con los jugadores del Club Deportivo La Paz.
16.00- Visita a la E.P.E.T.
16.30- Recorrido por los barrios Cooperativa, 70 y 100 Viviendas.
18.00- Santa Misa en el Cementerio.


domingo

Una verdadera fiesta de la fe vivieron barrios y distritos de la ciudad de Tinogasta con la visita del Obispo

En Villa San Roque, unción de los enfermos.

En el sexto día de los quince que abarcará la visita pastoral a la parroquia San Juan Bautista, Mons. Luis Urbanc llegó a distintos barrios de la ciudad de Tinogasta, donde se vivió una verdadera fiesta de la fe, en un clima fraterno y de mucha emoción. Los vecinos se esmeraron y ornamentaron sus casas y alambrados levantados a los largo del trayecto por donde atravesó. En cada una de estas comunidades llegó hasta los hogares de ancianos y enfermos, a quienes escuchó y consoló en su dolor, llevando a Jesús a través de los Sacramentos de la Unción de los Enfermos y de la Eucaristía.
La actividad comenzó muy temprano durante la fresca mañana del sábado 27 de abril, en el pequeño oratorio dedicado a Santo Domingo, enclavado en una zona rodeada de viñedos y vegetación típica de la zona. En este lugar se congregaron los niños, jóvenes, adultos y ancianos del sector para alabar a Dios con la oración guiada por el Señor Obispo.
Desde allí caminó escoltado por los más pequeños y el resto de la comunidad hasta una vivienda donde se sirvió el desayuno para agasajar al invitado especial.
En la escuela N° 12 de San José, le hicieron entrega
de un presente.
A bordo de un vehículo preparado para la ocasión, recorrió los barrios Virgen del Valle y 24 de Septiembre, saludando a las familias. Algunos vecinos se apostaron a la vera de la ruta, mientras otros se congregaron en grutas, oratorios y viviendas particulares; todos querían tener la gracia de conocer al visitante y escuchar su mensaje evangelizador.

Encuentro con las familias
El recorrido finalizó en la embellecida capilla de Santa Rosa de Lima, donde se reunió con los pobladores de la zona para reflexionar sobre “La familia hoy”, charla que fue seguida con atención por muchas personas que desbordaron el templo.
Un momento muy esperado fue la bendición de la capilla del Santísimo y el traslado de Jesús Sacramentado; luego siguió visitando a hermanos que sufren enfermedades crónicas y abuelos, bendiciendo viviendas y recorriendo un camping que tiene un espacio destinado a los chicos con una réplica pequeña del templo. El itinerario matinal finalizó con un almuerzo fraterno en el predio de la capilla, donde se preparó una larga mesa para festejar en comunidad de este regalo que Dios les hizo con la presencia del Pastor Diocesano.
Por la tarde, continuó con su paso por el barrio El Retiro, la capilla de San José, donde resaltó las virtudes del esposo de María, llegando luego a la escuela Nº 12, donde merendó con toda la comunidad educativa y vecinos. Allí se escucharon las palabras de bienvenida a cargo de la directora y los niños ofrecieron bailes folclóricos, haciéndole entrega de presentes realizados por ellos mismos con el apoyo de los docentes.
Con vecinos del barrio Santo Domingo.
Luego se trasladó hasta el templo localizado en el paraje de Cachiyuyo, distante a unos 8 kilómetros de la sede parroquial. Allí rezó a los pies de la centenaria imagen de la Patrona Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, que vino hace más de 50 años desde San Juan, proveniente de Austria. Una vecina agradeció a Mons. Urbanc por “la gentileza de venir hasta este paraje a traer su mensaje en estos momentos llenos de tribulaciones”; en tanto que una delegación de la escuela N° 432 puso en sus manos algunos obsequios de recuerdo por esta visita.
En el puente que conecta con Villa San Roque, lo esperaba un nutrido grupo de alumnos portando carteles y banderitas, quienes lo acompañaron eufóricos hasta la capilla de la zona, donde ya estaban reunidos los fieles que partieron en una peregrinación desde el centro de Tinogasta, para participar de la Santa Misa, en el transcurso de la cual ungió a los enfermos y abuelos, que llegaron a adorar a Dios.
El corolario de esta jornada fue la cena a cargo de los docentes de la escuela N° 13 Nicolás Avellaneda y Tula, cuya directora emitió el discurso de bienvenida y luego los chicos representaron la vida del Patrono San Roque. El Obispo los felicitó, agradeció el recibimiento que le brindaron y partió la torta junto a todos los chicos.
En Cachiyuyo frente la imagen de Nuestra Señora
del Perpetuo Socorro.

Domingo 28
10.00- Santa Misa. Encuentro con los niños de la Catequesis Familiar.
12.30- Almuerzo con los catequistas en la sede parroquial.
16.00 a 19.30- Retiro espiritual en Colegio Sor Pierina para catequistas, matrimonios e instituciones y quienes deseen participar.
20.00- Santa Misa. Cena con los Ministros de la Eucaristía y el Equipo de Liturgia en la sede parroquial.

sábado

El Obispo recorrió las poblaciones donde se encuentran antiguos templos del siglo XVIII

En la escuela de Anillaco.

Continuando con la intensa actividad pastoral en la parroquia San Juan Bautista de Tinogasta, el viernes 26 de abril, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, se trasladó a la zona norte de la jurisdicción parroquial, donde visitó a las comunidades de Anillaco y El Puesto, donde se erigen templos emblemáticos que forman parte del corredor turístico y cultural denominado Ruta del Adobe, valioso patrimonio religioso y arquitectónico, que data de principios de los siglos XVIII y XIX.
Luego de compartir la oración de Laudes y un desayuno con periodistas de los medios de comunicación locales, con quienes dialogó sobre distintos temas de actualidad, alrededor de las 10.00, Mons. Urbanc partió hacia la localidad de Anillaco, distante a unos 23 kilómetros de la cabecera departamental, atravesando el río La Troya, para llegar a la escuela N° 431, donde además de la comunidad educativa lo esperaban los vecinos junto con el delegado comunal Francisco Espinoza. El acto de bienvenida se desarrolló en el interior del edificio escolar, donde la maestra Orieta Suaso, a cargo de la dirección, expresó la alegría de contar la presencia del enviado de Cristo “en nuestra humilde casa de estudios”, lo cual se manifestó luego con cantos y gestos de los niños.
En la capilla de Anillaco.
Por su parte, el Pastor Diocesano agradeció el cordial recibimiento, comentando que es un gozo grande para él pues es la primera vez que llega a este pueblo bajo el patronazgo de la Virgen del Rosario, por lo cual exhortó a todos a rezar el Santo Rosario, porque “van a ver cuántas bendiciones van a tener en sus vidas”, dijo.  Para cerrar este momento de cercanía con el Obispo catamarqueño, los presentes se consagraron a la Madre de Jesús.
Antes de visitar a los ancianos y enfermos, llegó hasta la capilla en cuyo predio se construye un amplio salón de usos múltiples, con el esfuerzo solidario de la gente que aporta material para terminar la obra, que estará al servicio de todos los vecinos.
También recorrió el mayorazgo, un complejo de construcciones de adobe que está siendo recuperado, donde se encuentra el antiguo templo dedicado a Nuestra Señora del Rosario, cuya fecha de construcción data de 1712, y se convirtió en un foco de atracción para los visitantes.
En la escuela de El Puesto.
Como corolario de la jornada matinal, compartió un almuerzo criollo matizado con danzas, que interpretaron alumnos de la escuela de la localidad.

En El Puesto
Por la tarde, el itinerario abarcó la zona de El Puesto, situada a unos 17 kilómetros del centro tinogasteño, cuyos habitantes lo esperaron en el ingreso para escoltarlo en sus recorrido por las grutas y oratorios, donde se conservan antiguas imágenes legadas de generación en generación. El punto de recibimiento fue el edificio que alberga a las escuelas primaria N° 9 Lindor B. Sotomayor, y secundaria N° 24, modalidad Agro y Medioambiente, que en total suman una matrícula aproximada de 90 alumnos de los niveles Inicial, Primario y Secundario. Aquí se dieron cita los vecinos y el delegado municipal Pedro Oviedo, para participar junto a las autoridades, docentes y estudiantes de este importante acontecimiento.
El maestro Miguel Trejo tuvo a su cargo el discurso de bienvenida en el que pidió que “como Pastor de nuestra Iglesia nos guíe con la grandeza de la humildad, sabiendo que con su presencia visible percibimos hoy a Cristo entre nosotros”.
Santa Misa en La Falda.
 Mons. Urbanc agradeció las palabras del docente, e instó a los adultos a educar a los niños en los valores cristianos.
Siguiendo el trayecto hasta La Falda, rezó en el oratorio de Los Orquera, capilla privada construida a principios del siglo XVIII, en cuyo interior se conserva la imagen de Nuestra Señora del Rosario, procedente de Chuquisaca (Bolivia).

Peregrinación y bendición de Imágenes
Después de visitar a enfermos y ancianos en su trayecto, se concretó la peregrinación de las comunidades de Anillaco y El Puesto, con sus respectivos Patronos, hacia la capilla de la Virgen de Andacollo, ubicada en el otro lado de la ruta nacional N° 60. Este emblemático templo del departamento Tinogasta fue el epicentro donde se desarrolló el cierre de la jornada con la celebración eucarística y la bendición de las imágenes de Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres, y un cuadro del Señor de los Milagros, enviados desde Perú por el escritor Carlos Arturo Llanos Solís.
El acto protocolar dio apertura con la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino y la lectura de los decretos mediante los cuales la Municipalidad de Tinogasta “declara de Interés Municipal el acto central con motivo de la donación de imágenes para la Iglesia de la localidad de La Falda (El Puesto)”; y de Interés Religioso y Cultural por parte del Concejo Deliberante de Tinogasta.
Bendición de imágenes donadas para la
capilla de La Falda.
Se refirieron a este significativo momento el Sr. Carrizo, comentando que esta iniciativa de Llanos Solís surgió durante el VII Encuentro Internacional de Escritores y Poetas, organizado por el Instituto Superior de Arte Tinogasta (ISAT), y que hoy se hace realidad.
A su vez, el intendente de Tinogasta, Dn. Hugo Daniel Avila, dijo que “se trata de un día histórico al contar con la visita de la máxima autoridad de la Iglesia de Catamarca. El Obispo peregrino que tiene Catamarca, quien con empuje, con voluntad de trabajo, quiere visitarnos en nuestra casa”. Asimismo, resaltó el valor de este patrimonio histórico y aquitectónico que representan estos lugares de devoción como las capillas de Anillaco, La Falda, el Oratorio de Los Orquera, y la iglesia de San Pedro (Fiambalá), que “son parte de un tesoro de los catamarqueños y los tinogasteños, y que tenemos que recuperar”.
Seguidamente, el Obispo Diocesano procedió a la bendición de las imágenes, y luego presidió la Santa Misa, concelebrada por el Cura Párroco, Pbro. Esteban Chaile, y el Vicario Parroquial, Pbro. José Aguirre.
Participó una gran cantidad de peregrinos de las localidades de Anillaco y El Puesto, autoridades municipales y delegaciones escolares.
Durante su homilía, el Obispo dijo que hay que vivir en la verdad unido a la caridad, y destacó la tarea evangelizadora de los primeros evangelizadores, que forjaron junto a los antiguos pobladores de estas tierras la cultura cuzqueña, desde donde nos vino la evangelización. Y revalorizó la acción de los jesuitas que llegaron hasta estas tierras. “Cristo vino a traer amor, y los nativos entendieron este mensaje, porque se dieron cuenta que la propuesta de Jesús es liberadora. Nos han dejado esto y nosotros debemos conservarlo, porque tiene mucha historia por atrás”.
Finalizada la celebración eucarística, los asistentes degustaron una deliciosa torta con la que celebraron este feliz acontecimiento.

Sábado 27
Oratorio Santo Domingo
8.00- Desayuno en el barrio Santo Domingo.
9.00- Recorrido por los barrios Virgen del Valle y 24 de Septiembre.
10.00- Encuentro  con las familias de Santa Rosa. Reflexión sobre la familia hoy.
11.00- Bendición de la capilla del Santísimo y traslado de Jesús Sacramentado. Almuerzo.
16.00- Recorrido por el barrio El Retiro.
Capilla San José
16.15- Merienda con la comunidad en la escuela Nº 12. Palabras de bienvenida a cargo de la directora.
Capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Cachiyuyo
17.00- Peregrinación desde la ciudad de Tinogasta a la Villa San Roque.
18.30- Confesiones.
19.00- Santa Misa. Unción de los Enfermos. Cena a cargo de los docentes de la escuela de Villa San Roque.

viernes

Los pobladores de La Puntilla y Banda de Lucero recibieron con entusiasmo la visita del Obispo



En escuela primaria de Copacabana.
En el cuarto día del intenso recorrido que el Obispo de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, viene realizando por la jurisdicción de la parroquia San Juan Bautista de Tinogasta, el jueves 25 de abril llegó a las comunidades de La Puntilla y Banda de Lucero, realizando previamente su paso por Copacabana. Visitó escuelas, clubes barriales, cooperativas de trabajo, administró los sacramentos a enfermos y ancianos, y alentó a huérfanos y viudas de la comunidad.
La jornada se inició muy temprano en la escuela primaria N° 10 Dr. A. del Pino, donde fue agasajado  con un desayuno y una canción de bienvenida cuya letra fue creada para homenajearlo y en una de sus estrofas reza: “Que tu presencia  en este día/ sea un regalo de Dios,/ dándole a nuestras almas/ mucho consuelo, paz y amor”. La interpretación estuvo a cargo de alumnos de los distintos grados, con el acompañamiento del Prof. Arturo Fresco en guitarra, y la guía de la Prof. Música Gabriela Fuentes. Tras responder algunas inquietudes de los chicos plasmadas en cartitas, bendijo la salita del Jardín de Infantes “Sonrisitas de colores”, perteneciente al JIN N° 36.
Alumnos de la escuela de Copacabana cantan la
canción creada para el Obispo.
Luego se trasladó hasta el Club Unión Deportivo Copacabana, ubicado en el barrio La Candelaria, donde lo esperaban el presidente Mario Bordón, junto a miembros de la comisión directiva, a quienes se sumaron vecinos, todos empeñados en buscar el progreso a partir del trabajo mancomunado. La entidad deportiva es una de las más antiguas de la zona, siendo fundada el 13 de abril de 1928. Además de la faz deportiva y recreativa, cumple un rol importante como centro de alfabetización, ya que allí reciben instrucción los adultos que no pudieron culminar sus estudios. Mons. Urbanc bendijo y después recorrió las instalaciones.
La gruta muy bien conservada es un espacio destinado a vivir la fe en torno a la Madre de Cristo en la querida advocación del Valle, que en esta ocasión fue bendecida por el Obispo. Pero los proyectos de la comunidad van más allá, pues en el afán de brindar un servicio comunicacional se instaló la radio FM Clan y un canal comunitario que retransmite señales televisivas, por iniciativa de los jóvenes Oscar Pinto y Jorge Maza, permitiendo a los pobladores estar informados. El Señor Obispo felicitó a los vecinos por estos logros y los instó a continuar con esta tarea en orden al bien común.

Vecinos del barrio La Candelaria en el club.
En La Puntilla: “La noble misión de evangelizar
La otra parte de la mañana estuvo dedicada a visitar a personas enfermas y ancianas, a quienes llevó el alivio de los Sacramentos de la Unción de los Enfermos y la Eucaristía. Dialogó con ellos y los reconfortó.
Luego se trasladó hasta la escuela N° 309 de La Puntilla, ubicada a la vera de la ruta nacional N° 60, y distante, aproximadamente, a unos 11 kilómetros de la sede parroquial, donde se realizó el acto protocolar con la presencia de las banderas de ceremonia y la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino, en homenaje a la Patria. Seguidamente, la directora Beatriz Villacorta, en representación del pueblo, expresó el “profundo reconocimiento a la noble misión del Obispo, que es el servicio evangelizador generando una fuerte conciencia en los cristianos como miembros del Pueblo de Dios”.
Por su parte, Mons. Urbanc agradeció el recibimiento que le brindaron, y tras visitar a otros ancianitos con dolencias, se encaminó hacia el predio del Club Manuel Belgrano, al pie del cerro, donde se levanta una gruta que congrega a los fieles que llegan a venerar la Cruz.  Allí compartió un grato momento escuchando la síntesis sobre la Santa Cruz como símbolo de nuestra fe, realizada por Dn. Jorge Ramírez, querido vecino de La Puntilla, considerado por todos como un ejemplo de vida y de amor a Dios. “En el siglo VI, los cristianos hemos adoptado la Cruz como símbolo de nuestra fe, un símbolo sencillo que al mirarlo nos recuerda y representa toda una gama de sentimiento, que nos trae a la memoria lo más importante, que es la Salvación”, dijo Dn. Ramírez, expresando en otro párrafo que “la Cruz es motivo de gloria para nosotros, los cristianos, pues fue en ella donde fuimos salvados y donde nuestras culpas fueron lavadas”.
Desde este lugar, todos los presentes se trasladaron hasta la escuela, donde compartieron un almuerzo comunitario.
Dn. Jorge Ramírez emite su síntesis sobre el significado
de la Cruz en la gruta de La Puntilla.
Por la tarde, el ilustre visitante compartió la merienda con chicos que perdieron a sus padres, a quienes alentó junto a sus madres a pedir la gracia de la paciencia, la fortaleza para llevar la cruz, afirmando que la escuela del dolor es la mejor, si uno la sabe aprovechar. El encuentro se concretó en la casa de doña María Zárate viuda de Quiroga, quien ofició de anfitriona sirviendo un rico mate cocido con pan casero elaborado  para compartir en esta oportunidad.
En el trayecto lo esperaban los vecinos del barrio Enrique Córdoba, donde funciona la cooperativa artesanal y textil San José, que llevan adelante las mujeres de las 12 familias que habitan el pequeño conglomerado. A parte de su rol de amas de casa, se dedican a elaborar dulces artesanales, y confeccionar prendas tejidas en bastidores y telares artesanales, productos que comercializan en ferias y cuyas ganancias contribuyen a la economía del hogar.

Camino a Banda de Lucero, luego de atravesar el río Abaucán.
En Banda de Lucero: “Su visita viene a avivar la fe que estaba en quietud”
Una caravana de motos y autos con la imagen de la Virgen de la Candelaria, acompañó al Pastor Diocesano desde la ruta nacional N° 60 atravesando el ancho lecho del río Abaucán hasta llegar a la localidad de Banda de Lucero, situada a unos 22 kilómetros de la cabecera departamental. Tras saludar a los vecinos que lo esperaban para darle la bienvenida, el Obispo se dirigió hasta algunos domicilios particulares para consolar a los hermanos enfermos y ancianos, llevando a Jesús.
En capilla de la Nuestra Señora de la Merced presidió la celebración eucarística de la jornada, con la participación de una gran cantidad de fieles que desbordó el templo. Allí expresaron las palabras de bienvenida pronunciadas por una vecina, quien dijo: “Su visita viene a avivar la fe que estaba en quietud”, anhelando que “su humilde y bella acción de caminar junto al pueblo, y su interés por conocer al rebaño que necesita de su pastor, sean bendecidos”.
Como broche de oro de este día, los niños de la escuela de Banda de Lucero mostraron su destreza para las danzas folclóricas, y luego se sirvió una cena comunitaria.
En La Puntilla, merendando con chicos huérfanos.

Viernes 26
Sede parroquial
8.00- Rezo de Laudes y desayuno en la parroquia con los periodistas y conferencia de prensa.
Capilla Nuestra Señora del Rosario. Anillaco
10.00- Recibimiento en la escuela, palabras de bienvenida.
10.20- Encuentro con los ancianos en la capilla.
11.00- Encuentro con la comunidad en el templo antiguo.
12.00- Almuerzo a la canasta en la galería artesanal.
Capilla Nuestra Señora de Andacollo. El Puesto
En Banda de Lucero fue recibido por los pobladores.
16.00- Recibimiento en el puente del río de El Puesto. Recorrido por las calles del pueblo en caravana hacia la escuela. Encuentro con los alumnos y merienda.
17.15- Visita a ancianos.
17.30- Gran peregrinación de las comunidades de Anillaco, El Puesto con sus respectivos Patronos hacia la capilla de La Falda.
18.15- Recibimiento de imágenes de Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres y un cuadro del Señor de los Milagros enviado desde Perú Lima por el Sr. Carlos Arturo Llanos Solís. Santa Misa.

jueves

Dios nos regala misericordia, alegría y esperanza Destacado


Carta al pueblo de Dios en ocasión de la elección del Papa Francisco

Queridos hermanos y hermanas:
Los obispos argentinos estamos alegres y agradecidos de haber vivido con el pueblo de Dios la presencia cercana y providente del Señor. Reconocemos que Él mismo ha inspirado al Papa Benedicto el gesto humilde y profético de su renuncia. Esta decisión es un ejemplo muy valioso para la Iglesia y para el mundo entero. A este don se une la elección de Francisco, primer Papa latinoamericano y argentino. Ambos hechos constituyen un momento excepcional de la historia, que desde la fe nos alegra y nos conmueve. En nuestra tierra y en tantas partes del mundo, la gente manifestó no solamente su sorpresa, sino su gozo y su esperanza. Sentimientos que fueron vividos por creyentes y no creyentes. Nos complace ver en dichas reacciones la mano misericordiosa de nuestro Padre Dios, que camina con su pueblo en todo tiempo, y que nos ha bendecido en nuestros días con la abundancia de sus dones.
Esta historia de amor y de esperanza comenzó en aquel momento, en el que Cristo resucitado le preguntó a Pedro por tres veces: ¿Simón, hijo de Juan, me amas? (Jn 21,15-17). A la pregunta del Señor, le contestó Pedro otras tres veces, confesando su amor humilde y fiel hasta el martirio. Éste es el acontecimiento que hemos vivido de nuevo, con la elección del Papa Francisco, que también supo responder “sí” a Jesús, desde una fe confiada. En aquel momento, el Señor le encomendó a Pedro el cuidado pastoral del rebaño de la Iglesia, al mismo tiempo que lo invitó a seguirlo. Desde entonces, cada sucesor de Pedro -como ahora Francisco- ha de seguir a Jesús, porque Él es el Pastor supremo.       
Por la predicación y el testimonio de Pedro y los apóstoles se fueron formando las comunidades cristianas. En ellas se compartía la enseñanza, la eucaristía y el amor fraterno. Viviendo de esa manera, la Iglesia ganó el corazón de los pueblos, a través de los siglos. Hoy, en el Año de la fe, el don de Francisco nos interpela de nuevo, y nos reclama proclamar con el Concilio Vaticano II: “Cristo es la luz de los pueblos”. Y porque la Iglesia es en Cristo como un sacramento, debemos llevar a todos los hombres y su cultura el Evangelio de Jesús. La Iglesia existe para ser servidora del mundo, en la búsqueda de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano (cf LG 1).
Creer en Jesús y anunciar su Evangelio es la dicha mayor de los creyentes. Al amor misericordioso de Jesús que cautiva y consuela, debemos responderle de nuestra parte imitando el amor con que Él nos amó primero. No hay fundamento más grande para nuestra esperanza, que experimentar la misericordia del Señor, y ofrecerla en Su nombre a todos; especialmente a los pobres, sufrientes y excluidos.
La alegría de tener un Papa argentino, como también sus gestos y palabras, han conmovido los corazones y han renovado en ellos el gozo de pertenecer a la Iglesia. De esta manera, el Señor nos interpela a profundizar nuestro compromiso de discípulos misioneros, para ofrecer la esperanza a este mundo, necesitado de Dios y de sus dones de justicia, amor y paz.
La Virgen María cantó llena de gozo, que Dios se acordó de su misericordia (cf Lc 1,58).  Ella nos auxilia ahora y siempre. A Nuestra Señora de Luján le pedimos que acompañe a nuestro Papa con su amor maternal.

105° Asamblea Plenaria
Conferencia Episcopal Argentina
Pilar, 19 de abril de 2013

El Obispo consagró el altar de la capilla Nuestra Señora de la Candelaria en Copacabana


Consagración de altar en Copacabana.
La celebración central del miércoles 24 de abril, correspondiente a la tercera jornada de la visita pastoral de Mons. Luis Urbanc a la parroquia San Juan Bautista de Tinogasta, fue la consagración del altar y la bendición del ambón de la capilla de Nuestra Señora de la Candelaria, ubicada en la localidad de Copacabana.
La solemne ceremonia litúrgica fue presidida por el Señor Obispo y concelebrada por el Cura Párroco, Pbro. Esteban Chaile, contando con la participación de autoridades de la Ciudad Autónoma de Tinogasta, encabezadas por el Intendente Hugo Avila, la delegada comunal Norma Juárez, miembros del Consejo de Pastoral y fieles provenientes de distintas comunidades.
Tras la bendición del agua con la que el  Pastor Diocesano roció al pueblo,  se dio lectura al decreto por el cual el Obispo resuelve la consagración del altar y la bendición del ambón, expresando su paternal reconocimiento a todas las personas que, de un modo u otro, han participado en su construcción. Agradece “su contribución a esta obra que, por encima de lo material, promueve la edificación espiritual del Pueblo de Dios”. Asimismo, exhorta a los fieles a “participar con honda piedad y cristiano gozo de dicha acción litúrgica, para renovar nuestra común fe en la santísima Eucaristía”.
Llegada a Copacabana.
Antes de la lectura de los textos bíblicos, se procedió a la bendición del ambón desde donde se anuncia la Palabra de Dios. Luego de la homilía se rezó el Credo y cantaron las letanías de los Santos. Inmediatamente, el Obispo ungió el altar con el Santo Crisma, que luego se quemó, significando que el sacrificio de Cristo, que allí se perpetúa místicamente, sube a Dios como suave perfume. Continuando con el rito, se revistió el altar con flores y se iluminó con velas encendidas, tras lo cual se siguió con la ceremonia eucarística.
Finalmente, el Obispo, los sacerdotes, las autoridades presentes y todos los feligreses y vecinos firmaron el acta, que deja registrado este importante acontecimiento para el pueblo creyente de Copacabana, y besaron el altar consagrado.
Concluido el oficio solemne, el ilustre visitante fue agasajado con una cena comunitaria, en la que se degustó un sabroso menú preparado por los alumnos de Gastronomía de la escuela N° 65, dirigidos por el profesor Cristian Rementería, chef profesional que prepara a los estudiantes que eligen esta especialidad.
 
En la escuela de Copacabana.
En la escuela secundaria N° 65
El recibimiento en la localidad de Copacabana o tierra del Mirador Azul, como se la conocía en sus orígenes, fue preparado por alumnos, directivos y docentes la escuela secundaria N° 65, quienes junto a los vecinos, esperaron al Obispo en la ruta con carteles de bienvenida y las imágenes de los Santos Patronos, para caminar todos juntos hasta las instalaciones escolares. Allí, la vicedirectora Gladys Peralta de Avila expresó el júbilo por el Pastor que llega para compartir “en comunidad, unidos en un solo cuerpo místico con armonía y beneplácito la Buena Noticia, aquella que no se presta al error ni al engaño de demagogias ni quimeras pasajeras, sino aquella que reafirma nuestra fe de creer en un Dios vivo que nos ama y permanece junto a nosotros en todos los avatares de la vida, de un Dios que examina nuestros corazones y a quien no podemos engañar”.
La proyección de un video sobre la fe sirvió para ambientar el diálogo que el Señor Obispo mantuvo posteriormente con los estudiantes, quienes estuvieron acompañados por los padres.
En la escuela de Salado.

En la capilla y la escuela de Salado
Por la mañana, los pobladores de Salado recibieron el nuevo día alabando a Dios junto al Obispo. Para ello se congregaron desde temprano en la capilla del pueblo, dedicada a Nuestra Señora del Valle, donde rezaron la oración de Laudes.
Siguiendo el itinerario previsto para esta tercera jornada, Mons. Urbanc llegó a la escuela N° 233 Hipólito Vieytes, donde fue recibido con mucho entusiasmo por los alumnos del Nivel Primario y los pequeños de las salitas del jardín de infantes de 4 y 5 años, quienes le expresaron su afecto con palabras y gestos.
La directora Rosa Elena Moreno destacó: “Lo recibimos con la esperanza de que nos deje el alimento espiritual que toda la comunidad educativa espera y necesita. Todos vivimos realidades diferentes, pero con una única esperanza: buscar a Jesús como nuestro guía”.
 En el patio cubierto de la institución educativa se colocaron los mesones donde compartieron el desayuno y luego le hicieron entrega de algunos presentes, entre ellos un cofre confeccionado por los propios chicos bajo la guía de los docentes, conteniendo cartitas en cuyos trazos y dibujos dejaron plasmado lo que sienten sus corazones.
Luego se generó un espacio para que los niños, ávidos de conocer a Mons. Urbanc, le realizaran preguntas sobre su vida personal y de consagrado, que respondió con generosidad y apertura.
El resto de la mañana se centró en la visita a los ancianos y enfermos de la comunidad, quienes recibieron los sacramentos de la Unción de los Enfermos y la Eucaristía. A todos llevó alivio haciendo presente a Jesús en medio de ellos.
Con enfermos en Salado.

Jueves 25
8.00- Desayuno con los niños de la escuela de Copacabana. Bendición a los integrantes del Club Unión. Visita a los enfermos.
Capilla San José. La Puntilla
11.00- Recibimiento y palabras de bienvenida en la escuela Nº 309. Visita a ancianos. Caminata hacia el pie del cerro. Novena de la Cruz.
12.30- Almuerzo con toda la comunidad en la escuela.
16.30- Merienda con huérfanos.
Capilla Nuestra Señora de la Merced. Banda de Lucero
17.30- Recibimiento en el río, en caravana. Visita a ancianos.
19.00- Encuentro y debate con jóvenes de la localidad.
20.00- Santa Misa. Cena a la canasta.

Mons. Elmer Miani celebró sus 80 años de vida junto a la comunidad catamarqueña


En el marco de la celebración del día de la dedicación del templo Santuario de Nuestra Señora del Valle, la Iglesia de Catamarca celebró también los 80 años de su Obispo Emérito, Mons. Elmer Miani, quien presidió la Misa concelebrada por sacerdotes del clero diocesano y de congregaciones religiosas.
La homilía estuvo a cargo del Pbro. Salvador Armengol Acevedo, quien comenzó destacando "el gran sentimiento de alegría con que celebramos el aniversario de la dedicación de este templo al Señor y, en este marco, los 80 años de Mons. Miani".
"Celebramos en este día el misterio de la Iglesia representada en el templo. A los templos les llamamos Iglesia porque en ellos se reúne la Iglesia", agregó y continuó expresando que "la obra salvadora, Dios la quiere llevar a cabo en la comunidad que es el Pueblo de Dios. En este contexto celebramos los 80 años de nuestro Obispo Emérito".
A continuación, el Padre Acevedo dijo que "esta Iglesia que somos nosotros, que es la Iglesia de Jesucristo, se apoya en la confesión de fe de Pedro: Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios. Por eso nuestra Iglesia es cristiana, no la comunidad judía del Antiguo Testamento, sino la que fundó Jesús que es el Cristo, el Ungido del Padre, nuestro Salvador. Nuestra fe personal es la fe de la Iglesia y nuestro credo se apoya en el credo de la Iglesia. Por eso a nuestra vida de fe no la podemos vivir sin la Iglesia, porque la Iglesia nos ha dado la fe, nos alimenta en la fe y acompaña nuestra fe".
Posteriormente, el sacerdote comentó que hablando con Mons. Miani de su residencia en Córdoba -donde vive actualmente- le escuchó decir: 'He ido al recinto que me ofrece la Iglesia y me siento seguro allí porque es la madre Iglesia la que me cuida', y tocándose el anillo episcopal le dijo: 'Este es signo de que permanezco indisolublemente unido a la Iglesia de Catamarca y ésta sigue siendo el sentido de mi vida'. El Padre Acevedo dijo entonces: "Interpreto que el sentido de su vida quiere decir el para qué de su vida. Y es el para qué de nuestra vida sacerdotal servir a la Iglesia, es ser de Jesucristo y para Jesucristo y para la Iglesia".

"Estamos dándole gracias al Señor por la vida de Mons. Miani -siguió diciendo el sacerdote en la homilía- porque parte de su vida la entregó a nuestra Iglesia. Mons. Miani es de nuestra Iglesia, sigue siendo de nuestra Iglesia. Por eso lleva el anillo y en este trecho de su vida que el Señor le concederá no sé hasta cuándo, seguirá siendo para nuestra Iglesia".
En otro momento de su reflexión, el Padre Acevedo habló de los motivos que los sacerdotes tienen para agradecer por la vida del Obispo Emérito. Habló de los 25 presbíteros que recibieron el sacerdocio de Jesús de manos de Mons. Miani y que allí estaban presentes desde el primogénito, el Padre Juan Olmos, hasta el benjamín, el Padre Carlos Robledo. "Estamos también los otros que tenemos que dar gracias a Dios porque cuando estaba ejerciendo el ministerio nos miró con confianza", dijo.
Finalmente, expresó que "hay que darle gracias a Dios por el misterio de la Iglesia, por la comunidad eclesial. La Iglesia es nuestra casa, es la madre, es la barca donde nos sentimos seguros porque nunca vamos a naufragar. Demos gracias a Dios por pertenecer a la Iglesia y le pidamos ser fieles, servidores de la Iglesia. Que el Espíritu Santo nos ayude a reconocer y valorar este don que nos ha dado para nuestra salvación".
Al concluir la misa, Mons. Elmer Miani, visiblemente emocionado, agradeció al Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc , quien se encuentra realizando su visita pastoral a Tinogasta, quien lo invitó a venir a Catamarca a celebrar sus 80 años, y las constantes muestras de cariño que le brindan sacerdotes y laicos en estos días en que se encuentra en la Diócesis.

miércoles

Las dispersas poblaciones del sur tinogasteño recibieron con mucho entusiasmo al Obispo

En Los Balverdi.

En la segunda jornada de su visita pastoral a la parroquia San Juan Bautista, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, recorrió los dispersos pueblos del sur tinogasteño, llegando en horas tempranas hasta el oratorio del Señor de Vinque, distante a unos 100 kilómetros de la cabecera departamental. Allí mantuvo una reunión con miembros de la comisión que trabaja para mantener el lugar, convertido en un centro de peregrinación desde hace más de 100 años, llegando a concentrar actualmente durante la Semana Santa entre 20.000 y 25.000 personas, provenientes de localidades del Oeste catamarqueño y de algunos departamentos de La Rioja. El Obispo enfatizó que este espacio debe ser una herramienta para que Jesús pueda llegar a los corazones de la gente y produzca un cambio.
Los primeros en recibir la visita del Señor Obispo fueron los integrantes de las nueve familias de Cerro Negro, quienes se reunieron frente a la escuela N° 293, donde la maestra María del Valle Silvera, junto a la única alumna y abanderada, pronunció las palabras de bienvenida en las que describió brevemente las características del pequeño poblado. Desde allí marchó a pie hasta el templo de San Buenaventura, construido en 1847, que es conservado en perfecto estado por los propios vecinos, quienes realizan beneficios para solventar los gastos.

En Cerro Negro.
Un significativo momento fue la bendición de las herramientas que utilizan los trabajadores agrupados en una cooperativa. También dio la Unción de los Enfermos a los ancianos y compartió un desayuno fraterno.
Continuando con el cronograma de la mañana llegó hasta la capilla de San Roque, en Los Balverdi, localidad habitada actualmente por sólo tres familias, donde aún quedan vestigios de casas de adobe de épocas de prosperidad en la zona. Luego de rezar a los pies del Santo Patrono se dirigió a las viviendas para administrar el Sacramento que alivia a los enfermos.
La primera parte de la jornada se cumplió en El Pueblito, donde fue recibido en el ingreso al templo de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. La responsable de dirigir las palabras alusivas fue la directora de la escuela N° 349, Sofía Ovejero, quien manifestó: “Tengo el alto honor de dar la bienvenida en nombre de todos los vecinos de esta comunidad agradeciéndole la deferencia que tuvo de llegar a este lugar de gente sencilla, humilde y laboriosa, que lleva muy honda en su alma la fe en Dios, y que hoy se ha vestido de fiesta para recibirlo, hecho que marcará muy profundo a sus habitantes”. También expresó el anhelo de que la presencia del Obispo “rinda los frutos esperados en esta visita, y que a través suyo, el Creador derrame bendiciones de paz, amor y esperanza a nuestros pueblos”. Todos los presentes en la ceremonia se trasladaron hasta el club de la zona, donde compartieron un almuerzo fraterno.
En El Pueblito.
Las actividades continuaron a las 16.30 con la celebración de la Santa Misa, que contó la participación de las comunidades de Cerro Negro, Balverdi, Cordobita, Salado, que llegaron en peregrinación con sus respetivos Patronos.

La fe que da vida frente al abandono
Posteriormente, recorrió antiguas capillas de la zona: San Isidro Labrador, ubicada en la localidad de Cordobita; Santa Lucía, en Los Quinteros; Virgen de las Mercedes, Río Colorado, que data de 1786; San Nicolás de Bari, en La Isla, todas ellas aún perduran en el agreste paisaje donde hoy se observan numerosas casonas derruidas, que hablan de otros tiempos de prosperidad. A pesar del abandono actual, estos lugares cobran vida en cada fiesta patronal.
El cierre de este día se vivió en Salado, cuyos pobladores lo esperaron en la ruta para escoltarlo con una caravana vehicular hasta el ingreso a la localidad. Desde este punto los asistentes, muchos de ellos chicos de la Catequesis con carteles y pancartas, se desplazaron a pie y cantando hasta la capilla Nuestra Señora del Valle, donde la Sra. Inés Nieva de Salazar lo recibió en nombre de la Comisión Pro Templo y del pueblo pidiendo a Dios “que su presencia nos ayude a sentir más cerca a la Iglesia, a consolidar nuestra fe, y que sus palabras y bendición nos alienten a seguir el camino que el Señor nos regala”. Luego recibió algunos presentes, e inmediatamente ingresaron al templo donde una pareja contrajo matrimonio y otras renovaron sus promesas matrimoniales, en un ambiente de fiesta de la fe.
 
En Salado.
Cronograma: Miércoles 24
8.00- Rezo de Laudes con los fieles. Desayuno en la escuela con los niños de los niveles Primario y Secundario de Salado. Visita a los enfermos y ancianos.
13.00- Almuerzo en la escuela.
Capilla Nuestra Señora de la Candelaria
18.00- Recibimiento de las comunidades de Banda de Lucero, La Puntilla y Copacabana. Encuentro con los jóvenes en la escuela secundaria.
19.00- Consagración del altar y ambón de la capilla Nuestra Señora de la Candelaria. Santa Misa. Cena comunitaria.