AUDIO CELEBRACIONES - FIESTAS DE LA VIRGEN DEL VALLE

Get Adobe Flash player

jueves

Todos los viernes se celebra misa en el oratorio del barrio 9 de Julio


El párroco de la parroquia de Jesús Niño, Pbro. Héctor Moreno, recuerda a los fieles, que todos los viernes, a las 15.00 se reza la Coronilla, y luego se celebra la Santa Misa, en el oratorio de Jesús de la Divina Misericordia, ubicado en el barrio 9 de Julio, en la ciudad capital. También a las 20.30 se reza Coronilla y a las 21.00 hay celebración eucarística.
El sacerdote invita a participar de estos actos litúrgicos, que antes se realizaban sólo los primeros viernes de cada mes y ahora se extiende a todos los viernes.



Invitan a jornada vocacional para jóvenes

El sábado 29 de abril se llevará a cabo una jornada vocacional, que tendrá lugar en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en calle 1 de Mayo entre avenida Güemes y calle La Rioja, a partir de las 8.30.

La propuesta se realiza con motivo de celebrarse el domingo 30, Día del Buen Pastor, la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, y está destinada a todos jóvenes, especialmente a quienes trabajan en movimientos, instituciones y grupos parroquiales.

En esta oportunidad, se ofrecerá una charla panel con testimonios vocacionales. Luego, los participantes podrán realizar preguntas a los panelistas.

A las 12.30 se oficiará la Santa Misa, y después habrá un almuerzo a la canasta. También habrá momentos de recreación con dinámicas.

Las actividades se retomarán con una charla sobre el mensaje del Papa Benedicto XVI, con ocasión de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, a cargo del Pbro. Julio Avalos, responsable de la Pastoral Vocacional en la diócesis.

La finalización de la jornada está prevista para las 17.00.

miércoles

La parroquia de San Pío X se prepara para recibir la visita del Señor Obispo

La comunidad de San Pío X espera la visita del Señor Obispo.



La comunidad parroquial de San Pío X, con sede en el barrio Libertador II, más conocido como Mil Viviendas, se viene preparando para la visita pastoral del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, que se llevará a cabo entre el viernes 4 y el domingo 13 de mayo.
La llegada del Obispo está prevista a las 17.00, en la intersección de avenida Sánchez Oviedo y calle Pedro Goyena (Refinor), desde donde se desplazará caminando hasta la capilla San Ramón. Las palabras de bienvenida estarán a cargo del párroco, Pbro. Rogelio Suárez, y las diferentes autoridades y comunidades. En esta primera jornada visitará el centro vecinal; luego habrá confesiones y celebración de la Santa Misa, finalizando con una cena de fraternidad a la canasta.

Programa para los días siguientes

Sábado 5
 9.00- Recibimiento del Obispo en la Comunidad Virgen de Luján. Oración de Laudes y Santo Rosario. Participa la Legión de María y el Grupo de la Virgen de Schöenstatt.
 17.00 a 19.00- Recibimiento de la comunidad de la Sede Parroquial. Encuentro con catequistas en  San  Pío  X. Luego todos participan de la Santa Misa en la Sede Parroquial.
21.00- Visita. Encuentro con jóvenes en Grutita de la Virgen del Valle, la en Peatonal 16 (asociación rotaria).

Domingo 6
10.30- Recibimiento y encuentro con la Comunidad Madre Maravillas en la bomba de agua. Caminan con el Obispo hasta la escuela. Santa Misa. Almuerzo a la canasta.
18.00- Encuentro del Obispo con los jóvenes en la Sede Parroquial San Pío X. Oración, charla, cantos y preguntas al Obispo.
19.30- Santa Misa en la Sede Parroquial.

Lunes 7
9.00- Visita al centro vecinal Juan Pablo II.
9.45- Comisaría Sexta. Posta Sanitaria Libertador II. Casa del Niño: Visita y tema “La violencia familiar”.
18.00- En plaza del barrio Manuel Belgrano. Santa Misa. Brindis.

Martes 8: Fiesta patronal de la Virgen de Luján.
9.00- Visita y charla a los uniformados de la Comisaría Novena y visita a los detenidos. Visita y bendición de Enfermos en el mini hospital del barrio Jesús de Nazaret.   Visita y bendición en la empresa San Fernando.
18.00: Santa Misa presidida por el Obispo Diocesano en la capilla Virgen de Luján. Bendición del cielorraso.

Miércoles 9
9.00- Visita  a la escuela primaria Nº 161 Islas Malvinas.
10.00- Visita domiciliaria a los enfermos.
17.30- Visita al Polideportivo Libertador II. Encuentro y charla con niños y jóvenes.
19.30. Santa Misa con el personal no docente de las escuelas de la jurisdicción en la Sede Parroquial.

Jueves 10
8.30- Visita al Centro de Acción Familiar Nº 1 Jardín Maternal. Charla: “La Familia, hoy”.
9.30- Visita y acto en el complejo educativo Zona Sur: escuelas Primaria Nº 195, Secundaria Nº 77 y JIN.
11.30- Visita a la posta del barrio Apolo. Brindis.
17.00: Visita a las escuelas Primaria Nº 161 y Secundaria Juan Chelemín. Bendición de los alumnos.
19.30: Santa Misa con los docentes, cuidadoras de la guardería y docentes jubilados en la Sede Parroquial San Pío X. Brindis en la escuela con los docentes.

Viernes 11: (Feriado, se celebra a Fray Mamerto Esquiú)
9.00- Comunidad Madre Maravillas de Jesús (escuela Nº 195). Encuentro con los padres y charla “La Familia, hoy”.
10.00- Adoración del Santísimo y Lectio Divina: participan todos los Ministros Extraordinarios de la Comunión y fieles que deseen.
12.00- Bendición de la ermita en honor a la Virgen de Schöenstatt, entre peatonales 15 y 16 (Plaza Sur). Almuerzo comunitario.
17.00- Visita del Obispo a la Comunidad del barrio Antinaco. Encuentro con niños, padres y catequistas. Santa Misa de Confirmaciones.
19.00- Visita al Sepave del barrio Ojo de Agua. Encuentro con las familias. Cena de fraternidad.

Sábado 12
9.00- Encuentro celebrativo y vivencial con los niños de San Pío X.
11.00- Encuentro celebrativo y vivencial con niños en San Ramón.
17.00- Procesión en honor de la Virgen de Luján y luego Santa Misa Solemne presidida por el Señor Obispo. Celebración del Sacramento de la Confirmación de 9 adolescentes. Brindis en el centro vecinal Jesús de la Divina Misericordia.

Domingo 13
9.00- Misa en San Ramón con los niños. Renovación de las promesas matrimoniales. Bendición especial a los matrimonios que cumplen sus Bodas de Plata y de Oro. Visita a los enfermos. Visita al hogar Mariángeles y a la F.M. Amistad. Almuerzo con la comunidad.
19.30- Santa Misa de despedida de toda la comunidad parroquial en San Pío X. Encuentro del Obispo con las familias. Renovación de las promesas matrimoniales. Bendición especial a los matrimonios que cumplen sus Bodas de Plata y de Oro. Cena a la canasta en el centro vecinal Juan Pablo II.

martes

Taller de Lectio Divina en la parroquia Santa Rosa de Lima

El sábado 28 de abril, el grupo juvenil denominado “Lectionautas Catamarca”, dependiente de la Pastoral Bíblica Diocesana, inicia sus acciones pastorales en el Decanato Capital, específicamente en el templo de la Parroquia Santa Rosa de Lima, desde las 16.00 y hasta las 20.00. Están invitados los jóvenes de la comunidad parroquial, los catequistas, las familias de los jóvenes, los chicos que se están preparando para confirmarse en la fe.

Los organizadores solicitan a los participantes que lleven una Biblia y elementos para tomar notas.

Estas jornadas de encuentro con la Palabra de Dios, a través de este camino conocido con el nombre de lectio divina, seguirán desarrollándose todos los sábados en distintas parroquias de Capital, extendiéndose luego a los Decanatos Centro, Este y Oeste de la diócesis local.

El próximo taller de Lectio Divina tendrá lugar en la Parroquia de Jesús Niño, el sábado 12 de mayo. Para mayor información o pedido de talleres, los interesados pueden comunicarse con la Delegación de Animación Bíblica al 383-4422003.

Los lectionautas trabajaban como servidores de la Palabra de Vida, tratando de difundirla en nuestra Diócesis por medio de la enseñanza del método de la Lectio Divina, a través de talleres y de la práctica de lectio divina en comunidad. El trabajo del grupo está principalmente dirigido a los jóvenes, sin excluir la posibilidad de participación de otros sectores de la Iglesia.

Examen final del curso de Cristología

Por otra parte, la Pastoral Bíblica Diocesana comunica que el jueves 26 de abril, a las 21.00, tendrá lugar el último examen de Cristología, en el Obispado, San Martín 655. Más información puede recabarse en la sede de la Curia local, de las 10.30 a 12.30. En el mismo horario y lugar, pueden pasar a retirar los certificados de asistencia a las 60 horas cátedra, correspondientes al Curso de Cristología, las siguientes personas: ARIZA Paola Jacinta, ARMAS Amanda del Valle, ARROYO Libertad Elizabeth, BARRIOS Patricia Virginia, BAYÓN Nancy Elena, CASERES María Rita, CHAVEZ, Romina, CORDERO DE DÍAZ, Trinidad, DAVID Viviana del Valle, DIAZ María Rosa, ESCALANTE Adela Marisol, ECHENIQUE, María del Valle, JUNCOS Viviana Alejandra, MARTINEZ Flavia Victoria, MONSERRAT Juana Valeria, MORALES Nieves Dominga, MORENO de VIEL María del Valle, OJEDA Lucía Lucrecia, PEREA MORALES Ernestina P, PEREYRA Raquel Elizabeth, PÉREZ Rafael de Jesús, QUINTEROS Natalí del Valle, QUIROGA María Salomé, QUIROGA Raúl Oscar ,RAMAYO, Vilma, REINOSO Lidia Rosa, RIVAROLA Emilia del Carmen, SARMIENTO Lía Noemí, SOSA Roberto Hugo, VEGA SOTO María de los Angeles, ZAYA Antonio; QUIROGA María Salomé, el certificado de aprobación del examen final; y Rosa Reinoso, Celia Silva, Marisol Ferrer, Cordero de Díaz Trinidad, Beatriz Herding, María Alcira Vega, Marcial Avellaneda, Juan Gabriel Carrizo, Yanina Agüero, Pilar Jara, María del Valle Echenique, los certificados correspondientes al curso de San Marcos.

Mons. Luis Urbanc participa de la Asamblea Plenaria de Obispos

Culminada la intensa actividad por las festividades en honor a Nuestra Madre del Valle, el lunes 23, el Obispo Diocesano de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, partió a Buenos Aires para participar de la 103º reunión de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina, que dio inicio ayer a las 16.00.

Participan de este cónclave un centenar de Obispos, bajo la presidencia de Mons. José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

Las sesiones comenzaron con un intercambio relacionado con la situación social y eclesial en el país; en tanto que a las 19.30, los Obispos participaron de la Misa de Apertura.

En su homilía, Mons. Arancedo destacó que esta reunión de los prelados argentinos “es, ante todo, un motivo de gratitud a Dios. Venimos para expresar nuestro afecto colegial, guiar la acción evangelizadora de la Iglesia y afianzar nuestros lazos de comunión. Es un encuentro de pastores llamados a iluminar y a servir desde la Palabra de Dios el camino de la Iglesia en la Argentina. Necesitamos abrirnos con docilidad al Espíritu de Dios para ser discípulos del Señor en nuestro servicio”.

Las sesiones se extenderán hasta el sábado 28 de abril, y el temario prevé el tratamiento pastoral de diversos aspectos referidos a la carta apostólica "Porta Fidei" y al Año de la Fe convocado por el papa Benedicto XVI.

Además, habrá un intercambio y propuesta sobre el Código Civil, cuyo proyecto de reforma fue elevado por un grupo de juristas a la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández.

También escucharán un informe sobre “Medio ambiente” preparado por la Comisión Episcopal de Pastoral Social, y se trabajarán en los preparativos del III Congreso Catequístico Nacional, previsto para los días del 24 al 27 de mayo en la Diócesis de Morón; y al próximo Congreso Misionero Nacional.



lunes

La Virgen del Valle visitó el Colegio Guadalupe en Valle Viejo

Durante las festividades marianas, el pasado viernes, la Morena Virgen del Valle visitó la comunidad del Colegio Nuestra Señora de Guadalupe, en San Isidro, departamento Valle Viejo. Los hizo por segunda vez consecutiva, en esta oportunidad bajo el lema: “Nosotros somos tuyos y Tú eres nuestra”.

La Sagrada Imagen llegó en horas de la mañana, traída desde su Santuario por el Representante Legal del Colegio, Pbro. Julio Avalos, y fue recibida con gran fervor por los alumnos de cada curso del Nivel Secundario. Luego fue trasladada por los chicos del 3° Año del Polimodal hasta la Parroquia de San Isidro Labrador, donde se celebró la Santa Misa presidida por el Pbro. Eugenio Pachado.

Terminada la celebración eucarística, los alumnos del último año retornaron con la Sagrada Imagen al Colegio, donde realizaron un acto de consagración a la Virgen, en el que todos se entregaron íntegramente, confiando sus vidas a la Madre de todos los catamarqueños, en un marco de profunda emotividad que se renueva año tras año.

Con los más pequeños

En horas de la tarde, la Virgen se encontró con sus hijos más pequeños. A las 15.00, se realizó el “Vallecito en la Ermita”, donde los niños de los Jardines de Infantes de los departamentos Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú rindieron su homenaje a la Virgen Morena.

Posteriormente, ya en las instalaciones el Colegio Guadalupe, fue despedida por los alumnos del Nivel Primario, quienes también la homenajearon con muestras de mucho cariño.

Finalmente, la Sagrada Imagen volvió a su santuario por la tarde, cerrando una jornada muy especial para la familia guadalupana.

domingo

Miles de peregrinos y devotos caminaron junto a la Sagrada Imagen la Virgen del Valle


Catamarca lució sus mejores galas para celebrar a su Patrona del Valle
en el cierre de las fiestas en su honor. Una multitud de devotos y
peregrinos caminó junto a la Sagrada Imagen durante la Solemne
Procesión, que partió desde la Plaza del Maestro, hasta donde llegó en
brazos del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, quien presidió la
marcha en compañía de sacerdotes y religiosos de las distintas
congregaciones que trabajan pastoralmente en el territorio diocesano.
Participaron de esta manifestación de fe mariana la Señora Gobernadora
de Catamarca, Dra. Lucía Corpacci, acompañada por el Señor
Vicegobernador, Dr. Dalmacio Mera; el Señor Intendente de San Fernando
del Valle de Catamarca, Lic. Raúl Jalil, y demás autoridades de los
Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y de las Fuerzas de
Seguridad.
La marcha procesional recorrió la avenida Virgen del Valle, cuyos
vecinos adornaron con esmero el frente de sus domicilios particulares
y la saludaron a su paso. Luego continuó por calles República,
Rivadavia y San Martín, para culminar en el Paseo de la Fe.
Durante todo el trayecto, se elevaron súplicas y cantos de alabanza a
la Madre de Cristo en la bendita advocación del Valle. Gestos de
emoción y de amor se sucedieron mientras la Sagrada Imagen se
desplazaba llevada en andas.
Aplausos, pañuelos al aire, vivas y el tañer de las campanas
anunciaban el arribo de la Reina y Señora del Valle de vuelta a su
Casa.
En el atrio de la Catedral Basílica, Mons. Urbanc expresó sus palabras
finales, que transcribimos a continuación:
“Querida Reina de este Valle de Catamarca: hace ocho días quisiste
bajar de tu augusto camarín para ocupar este trono y desde allí vernos
y escuchar de cerca nuestras plegarias, acciones de gracias, alabanzas
y súplicas. ¡Qué alegría para Ti y cuánta esperanza para nosotros los
desterrados hijos de Eva! ¡Gracias por tu condescendencia!
Más ahora toca nuevamente despedirnos: Tú volverás a tu camarín y
nosotros, consolados y reconfortados, volveremos a nuestras
ocupaciones diarias. Unos quedaremos muy cerca de Ti y podremos subir
hasta Ti cuantas veces queramos. Otros venidos de lejos y con grandes
esfuerzos sueñan con poder volver en diciembre o recién el próximo
año. A éstos cólmalos de bendiciones y dales la paz y la fortaleza del
fruto bendito de tu vientre: Jesús Resucitado, Camino, Verdad y Vida
de todos los hombres.
A los que quedamos a tu lado danos el perseverar en tu amor para
preparar mejor nuestros corazones en vistas a acoger con alegría y
generosidad a los hermanos que día a día vienen de otros lugares a
buscar tu consuelo y ternura de Madre.
Te agradecemos, amada Reina, por este septenario que hemos ofrecido en
tu honor meditando y rezando sobre el divino sacramento de la comunión
trinitaria que es la Familia… A lo largo de estos días hemos podido
contemplar esta realidad desde sus fortalezas y debilidades, desde sus
luces y sombras, pero sobre desde la confianza en Ti en quien tenemos
el modelo de Creyente, de Esposa y de Madre. Sabemos que nadie que
haya recurrido a Ti se fue con el corazón vacío. Tú siempre concedes
lo oportuno.
Te pedimos que lo meditado sobre la fe como encuentro personal y
comunitario con Jesús Resucitado, el bautismo como liberación e
inserción en esta Vida Nueva, el testimonio de esta nueva vida como
lenguaje elocuente en la familia y la sociedad, el asumir con valentía
la misión de comunicar y proteger la vida, la educación de los hijos
como consecuencia del ejercicio de la autoridad, la familia como fruto
del Amor de Dios, el señalar reales peligros que acechan a la familia
como un modo para individuar los desafíos que debe asumir la Iglesia y
la sociedad y el propósito de renovar nuestro compromiso para amar
nuestras familias como Dios las ama, no lo diluya lo festivo de estos
días ni las urgencias de lo cotidiano, sino que, cada vez que veamos o
toquemos una imagen tuya, aflore a nuestra conciencia y, con el
ejemplo de tu fidelidad y tu poderosa intercesión, lo pongamos en
práctica y animemos a otros a que lo hagan.
Por último, digna Reina, mi súplica por cada peregrino que luego de
este adiós o mañana emprenderán su regreso, a los que en nombre tuyo y
de esta comunidad que los acogió les decimos ¡Muchas gracias hermanos
por haber venido! ¡Esperamos volverlos a ver! ¡El Señor Resucitado los
bendiga! ¡Vayan en paz y anuncien a Jesús!”.

La Sagrada Imagen ingresó a la Catedral, siendo despedida con pañuelos
en alto, lágrimas en los ojos, mientras los fuegos artificiales
surcaban el cielo de Catamarca.
                                              

Mons. Urbanč: “El bien de la sociedad requiere que cada uno asuma más seriamente su propia responsabilidad”

En la mañana del domingo 22 de abril, en el altar del Santuario y Catedral Basílica, se ofició la Misa Solemne, principal celebración eucarística de la última jornada de las festividades en honor a Nuestra Madre del Valle. La misma fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanč, y concelebrada por el Vicario General de la Diócesis, Pbro. Julio Quiroga del Pino; el Rector del Santuario Mariano, Pbro. José Antonio Díaz, Vicarios y Delegados Episcopales, y sacerdotes del clero local, tanto de Capital como del interior de la Diócesis.
Mons. Urbanč centró su homilía en la familia, opción preferencial de la Iglesia de Catamarca para este año, en el marco de la Misión Diocesana Permanente.

A continuación, el texto completo de su predicación:
“Queridos peregrinos y devotos de la Virgen del Valle:

En este día otoñal nos hemos congregado para ofrecer nuestras honras a la Reina de este pueblo catamarqueño en el 121 aniversario de la coronación pontifica de su sagrada y cuatro veces centenaria imagen. ¡Que viva la Reina del Valle! ¡Que vivan sus devotos peregrinos!

A lo largo de nuestro segundo año de la misión diocesana permanente nos hemos propuesto rezar, meditar y evangelizar nuestras familias, pequeñas iglesias domésticas, células básicas de la sociedad y naturales escuelas de humanización. Concretamente, para este domingo se nos propone fortalecer “nuestro compromiso de amar nuestras familias como Dios las ama”. ¡Qué hermosa intención para culminar esta fiesta!

Acabamos de escuchar textos de la Palabra de Dios. Permítanme tomar el texto de Hechos y leerlo de la siguiente manera y verán que fuerte y actual suena:

“En estos días, la Iglesia tomó la palabra y dijo: “El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de Nuestro Señor Jesucristo, ha glorificado a su sierva la Familia, a la que ustedes entregaron a los Cobardes de este mundo y a la que rechazaron en su presencia, cuando éstos, en algunas ocasiones habían decidido darle la libertad para cumplir con su misión.

Rechazaron tener una santa y justa Familia y pidieron el indulto de una pseudofamilia; han dado muerte a la coautora de la vida, pero Dios la resucitó de entre los muertos y de ello somos testigos los que nacimos de la fe en su amado Hijo.

Ahora bien, hermanos, yo sé que han obrado por ignorancia, de la misma manera que sus jefes; pero Dios cumplió así lo que había predicho por boca de los profetas: que su ungida criatura, la Familia tenía que padecer. Por lo tanto, arrepiéntanse y conviértanse para que se les perdonen sus pecados”.

Si nos asusta la situación digamos con el salmista: “Tú que conoces lo justo de mi causa, Señor, responde a mi clamor. Tú que me has sacado con bien de mis angustias, apiádate y escucha mi oración…En paz me acuesto y duermo en paz, pues sólo tú, Señor, eres mi tranquilidad” (Sal 4,2.9).

¡Qué bueno que, de la mano de la Madre de las Familias, podamos animarnos unos a otros a proclamar el evangelio de la Familia para hacer de esta tierra homínida una sola y gran familia, donde todos seamos hermanos, hijos de un mismo Padre Amor!

Queridas familias, si les abruma la misión que les incumbe escuchen a Jesús que les dice: “La paz esté con ustedes”… No crean en medio de sus desconciertos y temores que es un fantasma. Él siempre les dirá: “No teman; soy yo. ¿Por qué se espantan? ¿Por qué surgen dudas en su interior? Miren mis manos y mis pies. Soy yo en persona. Tóquenme y convénzanse: un fantasma no tiene ni carne ni huesos, como ven que tengo yo”… Pero como ellos no acababan de creer de pura alegría y seguían atónitos, les dijo: “¿Tienen aquí algo de comer?” Le ofrecieron un trozo de pescado asado; él lo tomó y se puso a comer delante de ellos (cf. Lc 24,36-43). Jesús quiere estar siempre sentado a sus mesas. Invítenlo siempre con la oración en familia y serán testigos de su amor.

Hijitos míos, les digo estas cosas para que no pequen. Pero, como pecan, sepan que tienen como intercesor ante el Padre, a Jesucristo, el justo. Porque él se ofreció como víctima de expiación por sus pecados y los del mundo entero (cf. 1 Jn 2,1-2).

Ahora bien, ¿qué es lo que espera el Señor de ustedes, amadas familias? Que cumplan sus mandamientos, pues quien diga, “Yo lo conozco”, pero no cumple sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él. Pero aquel que es dócil a su Palabra, tiene la certeza de que el amor de Dios ha llegado en él a su plenitud (1 Jn 2,3-5).

“A la luz de la fe y en virtud de la esperanza, la familia cristiana participa, en comunión con la Iglesia, en la experiencia de la peregrinación terrena hacia la plena revelación y realización del Reino de Dios.

Por ello debemos percatarnos de la urgencia de la intervención pastoral de la Iglesia en apoyo de la familia. Tenemos que llevar a cabo toda clase de esfuerzos para que la pastoral de la familia adquiera consistencia y se desarrolle… con la certeza de que la evangelización, en el futuro, depende en gran parte de la Iglesia doméstica.

Nuestra labor misionera no se limitará sólo a las familias cristianas más cercanas, sino que, ampliando los propios horizontes en la medida del Corazón de Cristo, se mostrará más viva aún hacia el conjunto de las familias en general, y en particular hacia aquellas que se hallan en situaciones difíciles o irregulares. Para todas ellas debemos tener palabras de verdad, bondad, comprensión, esperanza y de viva participación en sus dificultades, a veces dramáticas; ofreciendo a todos ayuda desinteresada, a fin de que se puedan acercar al modelo de familia, que ha querido el Creador “desde el principio” y que Cristo ha renovado con su gracia redentora” (Familiaris consortio, n° 65).

Debido a que se están cumpliendo los 50 años del inicio del Concilio Vaticano II, es bueno que les recuerde del Decreto ‘Sobre el Apostolado Laico” el, sin desperdicio, n° 11 dedicado a la Familia: “Habiendo establecido el Creador del mundo la sociedad conyugal como principio y fundamento de la sociedad humana, convirtiéndola por su gracia en sacramento grande, el apostolado de los cónyuges y de las familias tiene una importancia trascendental tanto para la Iglesia como para la sociedad civil.. Los cónyuges cristianos son para sí, para sus hijos y demás familiares, cooperadores de la gracia y testigos de la fe. Son para sus hijos los primeros testigos y educadores de la fe; los forman con su palabra y con su ejemplo para la vida cristiana y apostólica, los ayudan con mucha prudencia en la elección de su vocación y cultivan con todo esmero la vocación sagrada que quizá han descubierto en ellos.

Siempre fue deber de los cónyuges-padres y constituye hoy parte principalísima de su apostolado, manifestar y demostrar con su vida la indisolubilidad y la santidad del vínculo matrimonial; afirmar abiertamente el derecho y la obligación de educar cristianamente la prole; defender la dignidad y legítima autonomía de la familia.

Cooperen, por tanto, ellos y los demás cristianos con los hombres de buena voluntad a que se conserven incólumes estos derechos en la legislación civil; que en el gobierno de la sociedad se tengan en cuenta las necesidades familiares en cuanto se refiere a la habitación, educación de los niños, condición de trabajo, seguridad social e impuestos y que se ponga a salvo la convivencia doméstica de los inmigrantes, etc.

Esta misión la ha recibido de Dios la familia misma para que sea la célula primera y vital de la sociedad. Cumplirá esta misión *si, por la piedad mutua de sus miembros y la oración dirigida a Dios en común, se presenta como un santuario doméstico de la Iglesia; *si la familia entera toma parte en el culto litúrgico de la Iglesia; *si, por fin, la familia practica activamente la hospitalidad, promueve la justicia y demás obras buenas al servicio de todos los hermanos que padezcan necesidad. Entre las varias obras de apostolado familiar pueden recordarse las siguientes: +adoptar como hijos a niños abandonados, +recibir con gusto a los forasteros, +prestar ayuda en el régimen de las escuelas, +ayudar a los jóvenes con su consejo y medios económicos, +ayudar a los novios a prepararse mejor para el matrimonio, +prestar ayuda a la catequesis, +sostener a los cónyuges y familias que están en peligro material o moral, +proveer a los ancianos no sólo de los indispensable, sino procurarles los medios justos del progreso económico”.

Para concluir una palabra sobre la misión de la familia respecto al primer don no negociable de la vida. “La vida me l’an prestao y tengo que devolverla”… ¿les suena?

La verdad del evangelio exige la coherencia de los católicos en todas las dimensiones de la vida, y también en la vida pública. Es cierto que la primera y más directa responsabilidad respecto de las leyes es de los políticos que las promueven, pero los ciudadanos tenemos la responsabilidad de no respaldar a quienes promueven leyes que atentan, de un modo u otro, contra el valor sagrado de la vida. El bien de la sociedad requiere que cada uno asuma más seriamente su propia responsabilidad, también el conjunto de los cristianos como pueblo, en vistas a un futuro más humano.

Es preciso afrontar con determinación y claridad de propósitos, el peligro de opciones políticas y legislativas que contradicen valores fundamentales y principios antropológicos y éticos arraigados en la naturaleza del ser humano, en particular con respecto a la defensa de la vida humana en todas sus etapas, desde la concepción hasta la muerte natural, y a la promoción de la familia fundada en el matrimonio.



Querida Madre del Valle, aquí tienes a tus hijos postrados ante tu sagrada imagen para agradecerte porque no te cansas de ser nuestra Madre y Maestra y sobre todo porque tu labor intercesora es eficacísima. ¡Cuánto tenemos que alabarte por esto!

Hoy hemos venido a depositar en tu magnánimo corazón nuestra Misión Diocesana Permanente que se encuentra abocada a evangelizar las familias que peregrina en Catamarca. Ayúdanos a encontrar los modos para llegar a todos los núcleos familiares, especialmente a los más necesitados del Amor de Dios.

Haz que amemos la Vida que Dios nos da, que la promovamos y defendamos con entereza y que estemos cerca de toda vida amenazada. ¡Así sea!