AUDIO CELEBRACIONES - FIESTAS DE LA VIRGEN DEL VALLE

Get Adobe Flash player

sábado

"En cada madre se refleja acabadamente el amor de Dios por nosotros"

«Madre, ahí tienes a tu Hijo; Hijo, ahí tienes a tu Madre»

Me dirijo a todas las madres, que celebran su Día, para expresarles mi cariño y gratitud por ser las custodias del don preciado de la vida, que son los hijos.

En Ustedes, Madres, se refleja acabadamente el amor de Dios por nosotros, en la protección del fruto de su vientre; en el alimento material y espiritual que brindan a sus vástagos; en el gesto tierno de abrazarlos con amor, cubriendo sus necesidades y entablando una tierna relación con cada uno, como si fuera salido de la mano de Dios.

Ser madre es una bendición. Así como llevan a su bebé durante el embarazo, y alimentan y cuidan del niño durante su infancia, así también cumplen un rol decisivo en las vidas de sus niños, adolescentes y jóvenes adultos, y aun cuando llegan a la edad madura.

Gracias por la entrega generosa de cada día, por el amor, el cuidado, la educación y el ánimo que dan y que nunca termina.

En este Año de la Vida, las exhorto a defender este maravilloso don, este regalo del Señor, que son los hijos.

Que Nuestra Madre del Valle las cubra con su manto bendito y las acoja en su regazo con sus maternales manos, para darles el impulso que sólo Ella sabe dar abundantemente a sus hijos.
Vaya para cada una de Ustedes, mi especial bendición.

Mons. Luis Urbanc
Obispo de Catamarca