viernes

Mons. Urbanč: “Amen y protejan a sus sacerdotes

El jueves 4 de agosto se celebró el Día del Sacerdote, en honor al Patrono San Juan María Vianney, cuya imagen fue colocada en el Presbiterio de la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle. En ese recinto sagrado se ofició la Santa Misa presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanč, y concelebrada por el Rector del Santuario y Catedral, Pbro. José Antonio Díaz.
En la celebración eucarística, se rezó especialmente por todo el clero diocesano, que realiza actualmente su labor pastoral en Catamarca, como también por aquellos que ya partieron a la Casa del Padre.
Durante su homilía, Mons. Urbanč pidió a los fieles que “amen y protejan a sus sacerdotes”, y destacó la valiosa misión de los presbíteros, manifestando: “Qué sería del Pueblo de Dios en Catamarca si no hubiese sacerdotes que nos hagan presente a Jesús en medio de la comunidad, en la Eucaristía, en la Confesión”.
Por ello, exhortó a “que nuestra oración se oriente a pedir sacerdotes santos, porque no es importante la cantidad, que es necesaria, sino la calidad que lleva a una transformación”.
En otro tramo de su predicación, el Obispo dijo que es muy fácil recurrir a los sacerdotes sólo por necesidad espiritual transitoria y olvidarse de su existencia hasta que los vuelven a necesitar. Teniendo en cuenta este aspecto, pidió a la comunidad que acompañe a quienes consagraron sus vidas al servicio de Dios y de la Iglesia.