domingo

Convivencia anual y misión de los seminaristas con el Obispo

Tal como sucede todos los años durante las vacaciones, los seminaristas de la Diócesis de Catamarca participaron de la convivencia anual junto al Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, en la Casa de Retiros Espirituales Emaús, que en esta oportunidad incluyó una misión en la provincia de  Entre Ríos.
Desde el 29 de enero hasta el 16 de febrero, los nueve jóvenes que cursan sus estudios en el Seminario Arquidiocesano de Tucumán,  acompañados por el Pastor Diocesano y los sacerdotes responsables de las vocaciones consagradas en la diócesis, vivieron 18 jornadas de oración, formación y recreación, además de un encuentro con los sacerdotes del clero catamarqueño.
Una actividad especial y atípica fue la peregrinación hacia Entre Ríos, para sumarse a una misión en la localidad de Federación. Allí compartieron tres días con la comunidad de la parroquia de la Inmaculada Concepción, visitando los hogares para llevar la Palabra de Dios, un oído atento y a Jesús
a la vida cotidiana de las familias de un antiguo emplazamiento industrial,donde fueron recibidos con alegría y gratitud.
En su viaje hacia el Litoral, pasaron por Villa Cura Brochero, en Córdoba, celebraron la Santa Misa en el Santuario del Cura Gaucho dando gracias a Dios por las vocaciones. También realizaron otra parada en el Seminario de Rosario, en la provincia de Santa Fe, que les abrió sus puertas.
Al regresar a la tierra de la Virgen del Valle, continuaron con las charlas de formación y espiritualidad en Emaús, donde tuvieron una jornada con las familias y la participaron de la ceremonia de institución del Lectorado del seminarista Javier Cisternas.
Los jóvenes que se preparan para consagrarse al sacerdocio culminaron las actividades el jueves 16 con el espíritu renovado, para retomar sus estudios el próximo 5 de marzo en el Seminario Mayor Arquidiocesano de Tucumán.



sábado

Más de 700 personas se dieron cita en Catamarca

La Renovación Carismática del NOA celebró el Jubileo de Oro a los pies de la Virgen del Valle

El sábado 18 de febrero, nuestra ciudad se convirtió en el epicentro de la Gran Peregrinación de la Renovación Carismática Católica del NOA, que reunió a más de 700 personas provenientes de las diócesis de Concepción, Tucumán, Santiago del Estero, La Rioja, Orán, Salta, Jujuy y Catamarca.
Las actividades, enmarcadas en el Jubileo por los 50 años de la creación de la Renovación Carismática Católica, se desarrollaron en el predio del Calvario, donde se concentraron las distintas
delegaciones. Allí escucharon y reflexionaron sobre dos temas centrales: “La Renovación Carismática Católica un Llamado” y “La Renovación Carismática Católica un Desafío”, que estuvieron a cargo del ex Coordinador Nacional del movimiento, Rubén Sánchez.                      
En un clima fraterno y alegre, los participantes compartieron momentos de
formación, espiritualidad y alabanza. La oportunidad sirvió para contar cómo fue el inicio de la Renovación Carismática en cada una de las diócesis.
Luego del almuerzo participaron de la caravana, que unió el Calvario con la Gruta de Choya y la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle, donde se celebró la Santa Misa. Durante el trayecto, la lluvia que cayó en la ciudad sorprendió a los peregrinos, quienes a pesar las inclemencias climáticas se unieron en esta
manifestación pública de fe.
La Eucaristía fue presidida por el Pbro. Raúl Contreras, asesor de la Renovación Carismática Católica en Catamarca, y concelebradas por sacerdotes de diócesis vecinas.

Durante la celebración, que marcó el corolario de la jornada, los más de 700 miembros de la Renovación Carismática del Noroeste Argentino que colmaron el templo catedralicio, se consagraron oficialmente a la Madre del Valle.

viernes

Imagen del Evangelio de la semana (Domingo 19 de Febrero)


Convivencia de la Pastoral Misionera

Desde el viernes 17 hasta el domingo 19 de febrero, el Equipo Diocesano de Pastoral Misionera realizará una convivencia en la casa de retiros espirituales de El Tala, ubicada camino a El Rodeo sobre ruta Nº 4.

Esta convivencia tiene como finalidad compartir como grupo de pastoral. Se vivirán días de oración, reflexión y encuentro fraterno para iniciar las tareas diocesanas del año 2017 en clima de misión y comunión. El equipo realizará la evaluación de la misión de enero en el departamento Pomán y la proyección de las actividades en el comienzo del trienio de preparación para celebrar los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen del Valle en la Gruta de Choya, que vive la Iglesia de Catamarca, cuyo tema es la Formación de los Discípulos misioneros.